Vamos a vivir de juguete

18 / 1 / 2016 |

Vivir de juguete o no hacerlo, son las única opciones posibles. Bueeno, se puede hacer sólo a ratitos, porque es demasiado intenso pero vivir sin sueños, sin apostarlo todo, sin ilusión no tiene sentido, y si la causa es buena, aún más.

Yo quiero vivir de juguete, lo tengo muy claro. Y no, no estoy tratando de venderte nada. Creo sinceramente que es la única forma en la que vale la pena vivir. Hace unos días el peque del revés le enseñaba a una amiga mía cómo funcionaban sus herramientas de plástico y, como ella se mostraba asustada por si se hacía daño el respondió muy convencido y sonriente: “Noo, si no pasa nada, que cortan de juguete”. Atentas/os a la expresión porque no dijo de mentira, de mentirijilla, ni de broma no, “de juguete”. Mi amiga me lo señaló muy sorprendida y llevo unos días dándole vueltas a eso de cortar, vivir, ser “de juguete”.

Está claro que no puede haber nada mejor que vivir “de juguete” haciendo exactamente aquello que nuestra imaginación nos lleve a hacer y no creo que valga la pena vivir si no es así. El problema es que nos olvidamos de eso continuamente.

Hace ya un tiempo que no le escucho decirlo, pero el peque me ha pedido innumerables veces que le coja la luna y te aseguro que lo decía totalmente “de juguete”, en ese terreno tan real en que la imaginación, las ganas y la ilusión lo pueden todo. De hecho él mismo ha asegurado muchas veces que lo hará y, cuando le retas a hacerlo lo intenta una y otra vez y ninguna de esas intentonas ha sido falsa, de eso nada, eran totalmente “de juguete”. Vamos, que te aseguro que como me ponga ya fleto una nave espacial en menos que canta un gallo y ni me despeino. Lo que sea con tal de vivir tu sueño hasta el final.

Peque del revés tratando de coger la luna

La semana pasada revisioné en su pase público en A Coruña el documental Imagine Elephants, una experiencia sobre la importancia del juego libre y volví a reflexionar sobre todo esto. No dejamos de jugar porque somos mayores, nos hacemos mayores cuando dejamos de jugar y no dudéis de que las/os adultas/os debemos y podemos seguir jugando y soñando, aprendiendo, disfrutando. Porque es en ese momento en el que juegas, en el que pierdes la noción del tiempo, en el que sientes esa sensación tan intensa de placer, de que eres una pirata, una cocinera, una aventurera o una bailarina, en el que sientes que te transportas a la velocidad de la canica que acabas de lanzar, es en ese momento cuando realmente ves que todo es posible, TODO. Si te pierdes eso en algún momento, lo has perdido todo y tu vida es extremadamente aburrida, estresante y frustrante.

Al hilo también de esta reflexión pensaba en el hecho de que muchas veces dejamos de lado un sueño y ni lo intentamos porque pensamos que es una utopía. Seguro que más de una/o ha pensado que era imposible cambiar los modelos de juguetes que existen en el mercado pero hubo un grupo de padres que decidieron seguir jugando, no renunciaron y montaron una campaña en redes sociales (Toy like me) en la que reivindicaban juguetes que representasen a todos los niños/as, muñecos con diversidad funcional.

Si me sigues desde hace meses, recordarás que esta es una reivindicación de la casa del revés. Te lo contaba en un post el mes pasado y recordaba que todos los niños/as juegan y todos/as tienen derecho a sentirse identificados con esos muñecos y con esos anuncios y catálogos en los que salen.

Makies, muñecas con diversidad funcional

Volviendo a la campaña de estas familias, ellas/os mismas/os tunearon en sus casas algunos muñecos y subieron las imágenes a redes sociales. Consiguieron hacer ruído, bastante ruído. Tanto que hubo quien lo escuchó, la firma Makies ya ha lanzado al mercado la primera línea de muñecas con diversidad funcional y se ha agotado enseguida. Es cierto que se dedican a hacer muñecas a medida por encargo pero el gesto sigue siendo igual de válido. Alguna otra marca de juguetes ya ha anunciado que piensa sumarse a la iniciativa.

Vale la pena vivir de juguete porque es la única forma de hacerlo de verdad.

Y hablando de sueños, última llamada para rezagadas/os que queráis apoyar mi web en los premios Madresfera 2015. Soy finalista, pero hasta las doce de la noche de hoy, lunes, 18, se puede seguir votando así que no hay nada decidido. Te llevará un minuto o menos 🙂 Te dejo el enlace.

Compartir:

También te puede interesar...

Omundoaoreves, aniversario, fiesta

Dos años del revés y un mayo lleno de sorpresas

Esta semana cumpliremos dos años en la vida del revés así que estamos de celebración porque te aseguro que tenemos muchos motivos para celebrar y queremos compartir la fiesta contigo. Hemos cambiado la portada y hemos abierto un canal de podcast en Ivoox. Más de 80.000 personas se han pasado por la web en estos dos años, más de 215.000 visitas que nos llenan de vida y luz en cada click. Ahora llegan los regalos, por supuesto, como en todas las fiestas así que no te pierdas los SORTEOS del revés este mes de mayo.

Peques del revés en la playa

Historia de una madre

Hacía tiempo que no te invitaba a tomar algo y ya iba tocando. Relájate, sírvete lo que te apetezca y ponte cómoda porque hoy tenemos que brindar por nosotras y por todo lo que nos iguala. Porque, por mucho que las dificultades que nos encontremos en el día a día puedan ser diferentes, aunque nos cansemos un millón de veces más unas que otras hay algo que nos iguala a todas las madres.

Infancia mágica, educación, no necesitamos crear magia para la infancia de los peques

Deja que los niños descubran la magia que hay en el mundo

Tenemos buenas noticias! Puedes descansar y relajarte un poco. No tienes que trabajar tanto ni tratar de compensar el tiempo que no puedes pasar con tu peque con actividades y decoración de mil colores. Deja pinterest un ratito porque no tienes que llenar de magia la vida de tus hijos, deja que sean ellos los que descubran dónde está oculta!!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.