Vacaciones en familia en un molino de viento portugués

10 / 5 / 2018 |

Pasar las noches en el interior de un antiguo molino de viento totalmente conservado no es algo que suceda todos los días. Pasar unos días en una casa de turismo rural conociendo dinosaurios, salinas, castillos, murallas medievales y costas escarpadas... tampoco. Ven con nosotros a recorrer el centro de Portugal y a descubrir destinos perfectos para viajar en familia.

Molinho do lebre vacaciones en familia en Portugal

Visitar el centro de Portugal, dormir en una casa rural en el interior de un molino de viento y disfrutar de aventuras en unas salinas, en un castillo y rodeados de dinosaurios… Suena bien, ¿verdad? Pues eso fue lo que pudimos disfrutar en Semana Santa gracias a Ecotur y a Moinho do Lebre un alojamiento increíble en el que pasamos tres noches diferentes. Toda esta aventura empezó cuando me tocó en un sorteo este premiazo: tres noches en una casa rural muy diferente, dentro de un molino de viento.

Al ponernos en contacto con Clotilde, la dueña del molino-casa, enseguida nos respondió con un montón de información sobre la zona, lugares que podríamos visitar, etc. Así que nos pusimos a planificarlo todo. Teníamos una cosa muy clara, en vista de la experiencia que tuvimos hace dos años en Lisboa, a pesar de estar ubicados a menos de una hora de la capital portuguesa, NO IRÍAMOS A LISBOA. ¿La razón? Queríamos unas vacaciones slow y hace dos años vimos que la maravillosa capital de este fantástico país se está empezando a masificar un poco “de más” para la peque del revés.

Desde que llegamos, decidimos tomárnoslo todo con muuuucha calma, así que, aunque nos recibieron las nubes y la lluvia, no estábamos dispuestos a dejarnos amilanar. La casita era pequeña, pero acogedora y muy interesante para estar con los peques, puesto que conservaba toda la estructura interna del molino. En el bajo, la cocina, coqueta, pequeña y funcional, y el baño y en el primer y segundo piso, insertados en el eje del molino y con toda su  maquinaria a la vista, el dormitorio y el salón/dormitorio.

En el exterior, una zona pequeña de campo con mesas y hasta un columpio que enamoró a la peque del revés desde el minuto uno. El único inconveniente de los exteriores se repetiría una y otra vez en otras áreas de la comarca y es que, por algo está repleta de molinos de viento (los venden como souvenirs en muchos sitios) y es que por momentos llega a resultar molesto, en función de la época del año en la que vayas.

Vacaciones en familia en Molinho do lebre

La cama de la peque del revés en el salón del Moinho do Lebre

Molinho do lebre, vacaciones en familia

Zona verde y columpio en el que los peques se lo pasaron bomba

Vacaciones en familia en Molinho do Lebre

Fue el lugar favorito de la peque del revés

Molinho do lebre, vacaciones en familia

Detalle decorativo en las esclaeras del molino

Vacaciones en familia en molinho do lebre

Parte de la maquinaria del molino totalmente conservada

Bolo de Pascua, molinho do lebre, Portugal

Bolo de Pascua que nos trajo Clotilde

Exterior trasero del molinho do Lebre

Exterior del molinho do lebre desde el camino

La atención, personalizada y amabilísima, con pan fresco en la puerta del molino a diario y hasta un “bolo de Pascua” para el domingo, una botella de vino de la región (es una zona con mucha tradición vitivinícola), un poco de pan, membrillo, zumos y otras cosillas para que no pasásemos hambre incluso llegando sin la compra hecha. Y siempre dispuesta a darnos algún consejo sobre la zona.

  • Nuestras recomendaciones para visitar en familia en el centro de Portugal.

Visitamos las Salinas de Río Maior, todo un espectáculo para disfrutar preferiblemente en primavera verano. De hecho, cuando fuimos nosotros, aunque era igualmente interesante, todavía no se había evaporado la suficiente cantidad de agua como para ser espectacular. Pero la visita merece la pena. Las salinas están rodeadas de un montón de casitas de madera en las que antiguamente se recogía y trataba la sal.

Salinas de Rio Maior

Salinas de Rio Maior

Salinas de Rio Maior

Zona donde se veía un poco de la sal extraída

Salinas de Rio Maior

Los peques posando y haciendo un poco el “tonto” delante de algunas de las casitas de madera

Taberna en las salinas de Rio Maior

Parte de la comida que disfrutamos en el restaurante

Son un lugar realmente curioso que merece una reflexión e investigación en familia. Según he leído, estas salinas de interior existen por la supuesta existencia de un mar interior hace varios siglos (de otro modo, sería imposible que el agua del río tuviese sal).

Recomiendo comer en el restaurante/taberna que está en las propias salinas. Comida deliciosa, platos tradicionales portugueses y a un precio muy razonable. Nos enamoró.

Lourinha y su Dino Parque.   Sin lugar a dudas, el máximo atractivo turístico de la localidad de Lourinha está en el pasado, en un pasado repleto de dinosaurios que le han legado a la región restos con importancia mundial y que han dado lugar, en primer lugar, al Museo de Dinosaurios de Lourinha y, desde febrero de 2018, al Dino Parque Lourinha, no te pierdas ni una coma del post en el que te cuento todos los detalles con un montón de fotos y vete reservando un día en tu agenda primaveral-veraniega.

Patio Interior del Museo de Lourinha

Patio interior del Museo de Lourinha

Museo de Lourinha, Portugal

Los peques del revés juegan con la reproducción del dinosaurio del museo

El Museo, aunque pequeño, también es recomendable. Cuenta con algunos restos importantes de la época del Jurásico Superior, les va a encantar a los amantes de los dinos. Es gratuíto para los niños, tiene una sala de actividades y una zona de excavación para que busquen sus propios fósiles.

Cuenta también con una importante parte de museo etnográfico que recoge piezas representativas de diferentes profesiones en la región occidental de Portugal desde hace siglos. No sé a ti, pero a mí me gustan este tipo de museos en los que los peques pueden ver cómo se vivía hace más de cien años. Seguramente resulten menos espectaculares que otros, pero están repletos de enseñanzas.

El maravilloso Óbidos.   La verdad es que la región del centro de Portugal está repleta de sitios imperdibles, pero a algunos de ellos como Sintra o Estoril, ya habíamos ido así que, después de darle unas cuantas vueltas, nos decidimos por la turística Óbidos. Si dejamos aparte el Dino Parque, fue el destino más claramente lleno de turistas por el que pasamos pero, aún así, en ningún momento tuvimos sensación de masificación.

Castillo y parte de la muralla de Óbidos

El peque del revés delante del castillo y parte de la muralla de Óbidos

Casa preciosa en un rincón de Óbidos

Una preciosa casa de colores que nos encontramos en un rincón de Óbidos

Uno de los miradores de Óbidos

El papá y los peques del revés posan en uno de los miradores de Óbidos

Puerta de la muralla de Óbidos, Portugal en familia

Arco lleno de azulejos en la puerta de la muralla de Óbidos

Sus calles empedradas y estrechas esconden sorpresas en cada esquina y su castillo y su muralla resultan un atractivo imperdible para los más pequeños. Se trata de una villa medieval bastante bien conservada en la que lo mejor que puedes hacer es perderte y callejear un rato, sin prisa y sin rumbo.

Recorrer los acantilados de Peniche y darte un paseillo por Ericeira. Nos acercamos a Ericeira, uno de los pueblos “playeros” más conocidos de la zona y la primera impresión fue buena (sobre todo en la zona de costa y su hermosura). Pero lo que nos dejó con la boca totalmente abierta fue la costa escarpada de Peniche. Sus acantilados nos enamoraron. Se merecen ser protagonistas de unos cuantos sueños y promesas de amor.

Costa de Peniche

Parte de la maravillosa costa de Peniche

Cabo Carvoeiro en Peniche

Selfie desastroso delante del faro de cabo Carvoeiro en Peniche

  • Lo que nos quedó por ver (tenemos que volver).

La Real Fábrica de Hielo (Real Fábrica do Gelo). Clotilde nos la recomendó con efusividad porque, como ella misma decía, aunque se visita con rapidez, resulta especialmente curiosa para los más pequeños. La fábrica está ubicada en el entorno natural de una preciosa sierra, como no podía ser de otra forma, fabricar hielo es una tarea propia de tierras húmedas y frías. El agua se extraía de un pozo y se almacenaba en 44 tanques. Después de los meses de frío, un jinete iba a avisar al pueblo de que el hielo ya estaba listo. Corría el año 1744.

A Serra de Montejunto-Estrela. Más que una visita, recorrer la sierra o visitar su centro de interpretación tienen que ser toda una aventura. Rica y diversa por su fauna y su flora, en ella puedes encontrarte también las ruinas de dos conventos. ¡Anotadísima para la próxima visita!

Compartir:

También te puede interesar...

Penas de Rodas, excursión familiar en Galicia

Un paseo en familia por A Terra Chá con Manuel María

El Día das Letras Galegas, semana das Letras Galegas, por qué no primavera das Letras Galegas? Sea como fuere, es una excusa perfecta para hacerse algunas rutas en familia por la comarca de A Terra Chá, en la que nació el poeta Manuel María al que se dedica en 2016 este día. Y si no eres gallega/o, no puedes perderte esta hermosísima comarca verde como ninguna llena de restos celtas y romanos!

Verano en familia

Viajar sola con niños? Sí se puede

Madre/padre divorciado/separado/soltero busca plan con familia en vacaciones para no desesperarse de nuevo en casa durante quince días tirándose todos de los pelos. Es difícil ir de viaje con peques si estás sola/o, pero no imposible. Te contamos lo que se nos ha ocurrido. Viajar sola con niños, esa misión imposible que hacemos posible entre todas/os.

foto de playa, vacaciones

Desconectar para reconectar

Razones por las que tú, yo y todos mis compañeros/as deberíamos desconectar de vez en cuando. Porque todos/as necesitamos cambiar nuestros escenarios (aunque sólo sea los mentales, los de la imaginación, no es imprescindible viajar) y porque es la única manera de seguir aprendiendo en esta vida. Esto es un hasta luego, no os dará tiempo a echarme de menos!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.