Sukhi, la felicidad tiene forma de alfombra

6 / 12 / 2016 |

Te presento un proyecto que me ha conquistado y con el que todas/os podemos colaborar. Decir que Sukhi vende alfombras sería ser injusta, porque esta empresa de productos artesanales, en realidad, vende acciones en esperanza, colaboraciones en el futuro de las artesanas de Nepal, Marruecos, la India y Turquía que elaboran sus productos en sus casas y que consiguen empoderarse a través de su trabajo. Vende artesanía bonita y sonrisas, nada más y nada menos.

Siempre me ha fascinado pensar en las historias que se esconden detrás de cada producto que consumimos a diario, de cada prenda de ropa, cada lechuga, cada par de zapatos, cada manta… Por eso me ha llegado al alma el trabajo de Sukhi en cuanto lo conocí. Se trata de una empresa de alfombras con un hermosísimo proyecto social impulsando toda su maquinaria.

Sukhi significa “feliz” en nepalí, país en el que surgió esta bonita historia de la que puedes formar parte en cualquier momento. Y creo que la elección del nombre no es casual porque estoy segura de que están consiguiendo hacer felices a muchas familias en los países en los que elaboran sus alfombras.

Alfombras con proyecto social Sukhi

Artesanas de Nepal sosteniendo una alfombra

Primero fue en Nepal, después en Marruecos, la India y Turquía, desde Sukhi han construído una empresa que cambia las vidas de las artesanas y los artesanos de estos países. ¿Cómo lo consiguen? Trabajando en pequeños talleres cercanos a las casas de sus obreras para que puedan trasladarse a ellos con facilidad con el trabajo ya hecho (elaboran las alfombras en su propia casa, con lo que su flexibilidad laboral es enorme), cobran por su trabajo un sueldo que puede ser entre el doble o el triple del sueldo habitual en su país, reciben formación y se sienten muy orgullosas de su trabajo.

¿Qué sinifica todo esto? Pues que con la comercialización de un producto artesano, hermoso y de calidad, están consiguiendo empoderar a mujeres sin estudios dándoles las herramientas adecuadas para ser dueñas de su futuro.

Muchas veces he reflexionado por aquí sobre la importancia de conseguir entre todas/os un mundo en el que todas/os tengamos cabida y proyectos como éste me enamoran porque nos demuestran que todas/os podemos hacer algo para cambiar este mundo. Sea cual sea nuestra situación, siempre podemos contribuír de una u otra manera, bien sea creando proyectos como éste, siendo partícipes de ellos, como lo son estas maravillosas artesanas o consumiendo de una manera responsable y consciente.

Sukhi, alfombras artesanales con un proyecto social

Artesanas de alfombras en la India

Sabes que la decoración no es uno de los temas que trato habitualmente en la web pero es que yo no diría que en Sukhi venden alfombras, sino pequeñas participaciones en una apuesta por el futuro y la felicidad de mujeres que, en muchos casos, estarían condenadas a malvivir sin posibilidades de mejorar, con un horizonte de vida de un color gris muy oscuro que gracias a proyectos rebonitos como éste, acaba siendo mucho más amigable.

Detalles que enamoran

Siempre he pensado que la garantía de un proyecto bien estructurado y un trabajo bien hecho está en los detalles. Por eso triunfan muchas veces algunas ideas. Y por eso me ha encantado saber que al terminar una alfombra las artesanas de Sukhi le colocan una etiqueta con el nombre de la persona que la ha elaborado. Así, tienes la posibilidad incluso de escribirle a la artesana que ha elaborado esa alfombra del cuarto de tu peque. Seguro que le encantará saber que sois muy felices jugando en su alfombra.

Pero, en todo caso, y ya que para que este proyecto funcione tiene que vender alfombras, me he dado una vuelta por su catálogo de productos y no puedo quitarle el ojo a las alfombras de bolas de fieltro, porque me parecen perfectas para cualquier habitación infantil o cuarto de juegos. Con lo que me gustan a mí las piezas coloridas, por favor!! Una alfombra que parece hecha de pedacitos de arco iris tiene que ser el lugar perfecto para cualquier juego 🙂

Sukhi, alfombras artesanales con un proyecto social detrás

Alfombra de bolas de fieltro en plena acción

 

Sukhi, alfombras artesanales con un proyecto social detrás

Alfombra de bolas de fieltro

Por supuesto, dejo por aquí fotos de sus productos, de algunas de sus maravillosas artesanas y un vídeo sobre el impacto social de las alfombras de bolas para que veas cómo puedes influír con tu decisión de compra en el futuro de decenas de personas. Todas/os podemos hacer algo, incluso comprando una preciosa alfombra.

 

Post elaborado en colaboración con Sukhi

Compartir:

También te puede interesar...

Inclusión escolar

El club de las nueve

Esta de hoy, por supuesto, es una historia de amor. El amor que reparten todas las socias de un club único en el mundo y al que espero que acabe perteneciendo el resto de la humanidad. Un club exclusivo en el que sólo se necesita un corazón enorme, mucha empatía y una paciencia infinita para acabar obteniendo el carné de acceso. Te invito a conseguir conmigo que acabe siendo una secta mundial.

Día Mundial del Niño. No son el futuro, son el presente

“Niño, deja ya de joder con la pelota. Niño, que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca”. La letra de Esos locos bajitos sigue tan vigente como cuando la escribió Serrat hace 25 años. En la víspera del Día del Niño reclamamos una ciudad y una sociedad en la que no les esquinemos, les olvidemos, les apartemos e incluso les lleguemos a marginar. Un mundo en el que los coches importan más que los niños tiene un problema muy serio. Francesco Tonucci nos lo contaba en una conferencia hace poquito y aprovecho la ocasión para recordarlo.

Peques del revés en la playa

Historia de una madre

Hacía tiempo que no te invitaba a tomar algo y ya iba tocando. Relájate, sírvete lo que te apetezca y ponte cómoda porque hoy tenemos que brindar por nosotras y por todo lo que nos iguala. Porque, por mucho que las dificultades que nos encontremos en el día a día puedan ser diferentes, aunque nos cansemos un millón de veces más unas que otras hay algo que nos iguala a todas las madres.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.