Qué hace falta o… por qué nos hace tanta falta Gianni Rodari

23 / 1 / 2020 |

La historia literatura infantil está repleta de autoras y autores que todavía necesitan ser reivindicados para que dejemos de considerar "los libros para niños" como "arte menor". Uno de ellos, de esos genios que han llegado a nuestros días tan frescos como al escribir su primer verso es el italiano Gianni Rodari. Te invito a celebrar el centenario de su nacimiento de la mejor forma posible, de la mano de sus historias.

Por qué hace falta Gianni Rodari

“Los libros nacidos para el «niño-alumno» no permanecen, no resisten el paso del tiempo, las transformaciones sociales, las modificaciones de la moral ni tan siquiera a las conquistas sucesivas de la pedagogía y de la psicología infantil. Los libros nacidos de la imaginación y para la imaginación, sin embargo, permanecen, y, a veces, hasta incluso se hacen más grandes con el tiempo. Se tornan en «clásicos».

El autor de este texto, que forma parte de un imprescindible artículo titulado “La imaginación en la literatura infantil” es, paradójicamente, a su vez, autor de muchos de esos clásicos que deben ocupar un lugar preferente en las estanterías de cualquier hogar.

Tal día como hoy hace exactamente 100 años Maddalena y Giuseppe debían de estar gestando, sin saberlo, uno de los grandes genios imprescindibles de la literatura infantil y juvenil. Nueve meses más tarde, el 23 de octubre de 1920, nacía en Omegna, en el Piamonte italiano, Giovanni “Gianni” Rodari. Escritor, pedagogo y periodista, se encargó de proporcionar a lo largo de sus 59 años de existencia, alimento para la imaginación de niños y niñas de todo el mundo desde los 0 a los 100 años.

Libros como “Qué hace falta” (“Que fai falta” na súa edición en galego en Kalandraka) son una clara muestra de por qué es necesario Gianni Rodari 100 años después. Os voy a contar una anécdota: cuando me repasé las novedades de la editorial Kalandraka este mes y lo ví, supe que tenía un espacio en nuestra biblioteca familiar. Un rato después, llegaba mi hija del colegio con ese libro en la mochila, prestado por la biblioteca del cole. Apenas unos minutos más tarde, cuando nos disponíamos a escuchar música como cada día, mi hija seleccionaba el disco Rolf&Flor y yo no conseguía que se me cerrase la boca al percatarme de que en él hay una canción cuya letra está coescrita por Gianni Rodari basándose en este maravilloso libro.

Que fai falta, Que hace falta

¿Por qué nos hace falta “Qué hace falta”? Por millones de motivos.

Porque nos recuerda que detrás de todo lo que nos encontramos en nuestro día a día hay un inicio, una materia prima, un trabajo, un proceso, muchas veces artesanal de elaboración.

Porque argumenta perfectamente la famosa teoría de los seis grados de separación, pero trasladándola a los objetos y la naturaleza.

Porque les cuenta a niños y niñas de todo el mundo que existe un equilibrio que hombre y naturaleza deben respetar para que todo siga funcionando.

Qué hace falta, Que fai falta

Por ese exquisito trabajo de ilustración que se convierte en el hilo conductor de todo el relato. Las ediciones que Kalandraka ha hecho de Rodari se distinguen por la exquisitez del trabajo gráfico. En este caso, de Silvia Bonanni, en Confundiendo historias e Inventando números, de Alessandro Sanna. Maravilla de maravillas.

Pero, ante todo y después de todo, en mi opinión, este libro es necesario por el mismo motivo por el que su autor debe seguir siendo reivindicado, porque nos recuerda que la poesía está en todas partes.

Dice la poeta María José Ferrada, que existen hilos invisibles entre las miradas de los niños (y los que siguen siendo niños) y los objetos. Hilos que nos recuerdan que detrás de una mesa hay una flor, por ejemplo. Si somos capaces de ver esos hilos y caminar sobre ellos, ya no necesitaremos que nos cuenten por qué es necesario Gianni Rodari, tan sólo tendremos que dedicarnos a disfrutarlo.

Por qué hace falta Gianni Rodari

Por qué hace falta Gianni Rodari

Tanto para los descubridores de hilos, como para los que todavía están buscando sus gafas, ahí va una pequeña selección de arranque para un 2020 lleno de Rodari:

“Cuentos por teléfono”, editorial Juventud. Disponible también en gallego “Contos por teléfono”, editorial Kalandraka.
Este libro es pura magia. Esos breves relatos que un padre inventa cada noche para su hija desde un lugar diferente son 70 joyas del surrealismo y la imaginación.

Cuentos por teléfono

“Confundiendo historias”, Kalandraka.
“Inventando números”, Kalandraka.

Inventando números

Un libro divertido y tierno

Estos dos títulos son pequeños relatos extraídos de la maravillosa “Cuentos al teléfono” que, en las ediciones ilustradas de Kalandraka, se convierten en dos joyitas para pequeños y mayores. El abuelo que se lía, se confunde y se vuelve a liar una y otra y otra vez al tratar de contar el cuento de la Caperucita es un antídoto contra el mal humor. La magia musical de la invención de números es, por su parte, una pequeña pieza mágica que pone en marcha cualquier imaginación un poco oxidada por falta de uso.

“Gramática de la fantasía. Introducción al arte de contar historias”, editorial del Bronce.
Y es que, si Rodari sigue siendo necesario para los niños y niñas de todo el mundo, quizás todavía lo sea más para padres, madres, maestros, maestras y contadores en general. En su obra maestra, el piamontés nos da las claves para entrar en el mundo de la fantasía y relatar historias.

Gramática de la fantasía

En la contraportada de la primera edición, el propio Rodari contaba “Lo que estoy haciendo es investigar las «constantes» de los mecanismos de la fantasía, las leyes de la invención que aún no han sido formuladas, para ponerlos a disposición de cualquiera. Insisto en señalar que, aunque el Romanticismo lo haya rodeado de misterio y haya instaurado una suerte de culto en torno a él, el proceso creativo es inherente a la naturaleza humana, y, por tanto, está al alcance de todos, con toda esa alegría de expresarse”.

“El libro de los porqués. Cielo y Tierra”, editorial Picarona.
Rodari responde de forma única a todos los porqués que los niños y niñas del mundo plantean a diario. ¿Por qué la lluvia? ¿por qué la nieve? ¿por qué la luna? Ciencia e imaginación combinadas en una fórmula única.

El libro de los porqués Gianni Rodari

“Cuentos para jugar”, Santillana, coleccion Loqueleo.
Hasta 20 cuentos abiertos propone Rodari en este título que invita a niños, niñas y adultos a proponer sus propios finales.

Cuentos para jugar

Cuentos para jugar

«Cuentos al revés», Santillana, colección Loqueleo.

Cuentos al revés

Una dos y tres, esto es un cuento al revés… De cómo la caperucita perseguía al lobo y…

“Libro de la fantasía”, Blackie Books.
Su texto de presentación lo dice todo…

El libro de la fantasía

El libro de la fantasía

“NO. Sensato lector: no lea este libro. Devuélvalo ahora mismo a la estantería. No es una cosa seria: se trata tan sólo de una recopilación de inocentes fábulas para niños que escribiera un tal Gianni Rodari (1920-1980), ex seminarista cristiano convertido en diabólico , según lo definió el Vaticano en el auto de excomunión. Un insensato, vaya, que pensaba que hasta los objetos más comunes encierran secretos, y los cuentan a quien los sabe observar, y que era capaz de afirmar que ya no hacen falta príncipes ni hadas, ni brujas ni castillos: las fábulas surgen hasta de la realidad más gris, de la obviedad cotidiana, del problema social o de la trivialidad de la vida familiar. Basta con mirarlo todo con un punto de ironía, y jugar (¿o no es un juego?) a infringir las reglas a través de la invención y la imaginación. BASTA. Deje este libro donde lo ha encontrado. No es para usted. ¿Para qué va a querer saber de la suerte de una violeta en el polo Norte, o qué le ocurrió al cangrejo que decidió caminar hacia adelante? ¿De verdad piensa que tienen algún interés los acontecimientos del Planeta de los Árboles de Navidad? ¿Acaso le incumbe la lista de medicamentos que todos los días engulle, con maniática puntualidad, el barón Lamberto (¡sí, el que érase dos veces!)? NO SIGA. No vaya a ser que ese loco bajito que usted fue una vez, y al que tanto costó domesticar, no esté domesticado del todo… Quizás sólo esté dormido, y ahora puede despertarse, proferir un largo e irreverente bostezo, y tomar el control. Aténgase a las consecuencias”.
Como ya habréis descubierto a estas alturas, cuando de libros se trata, soy de todo menos sensata, por eso no puedo dejar de reinvidicar la NECESIDAD de colocar a Rodari en su centenario en el lugar que se corresponde. Porque no hay nada más necesario que la literatura inútil, esa que nos abre las puertas a lugares a los que jamás llegaríamos desde nuestro día a día, esa que nos hace la realidad más habitable y hermosa.

Así que, ¡corred, insensatas e insensatos a vuestra biblioteca o librería a haceros con algunos de los títulos de Gianni y leedlos sin moderación!

Sin duda, 2020 será un año de reediciones de Gianni Rodari. Libros brillantes que nos recuerden que hace 100 años la literatura infantil estaba de enhorabuena sin saberlo. Espero que niños y niñas de todo el mundo aprovechen esta coincidencia numérica caminando de su mano por esa frontera que él sabía recorrer también. La que se encuentra entre el bosque y la casa, la que nos interroga, nos asombra y nos maravilla.

Porque en un mundo en el que el utilitarismo lo rige todo nos hace falta lo que no nos hace falta, para que todo tenga sentido.

Compartir:

También te puede interesar...

Langstrump, cumples y campamentos en Coruña

Langstrump, cumples y campamentos para exploradores

«Exploradores del mundo*: Aquellas personas que tiramos de hilos, buscamos, observamos, rastreamos, experimentamos, encontramos, actuamos y disfrutamos». Un lugar en el que todo es posible, un espacio para descubrir, experimentar, jugar, ser científico, músico, pintora, ingeniera o bailarín. Todo eso y mucho más es Langstrump, una casa en la que tus hijos/as tendrán por fin ese cumpleaños o ese campamento diferente que llevas tiempo buscando. Un lugar para explorar y disfrutar.

Parque del Pasattiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Parque del Pasatiempo con niños, paseando entre dinosaurios

El parque del Pasatiempo es uno de esos lugares con encanto, con mucho encanto, que deberías disfrutar con tus hijos en Galicia alguna vez. Una tarde de aventuras, alimento para la imaginación y reposo a la sombra aseguradas. Grutas, estanques, grandes figuras animales de piedra y hasta un laberinto. Planazo en familia para cualquier edad. No te olvides de disfrutarlo con los cinco sentidos.

Niño comiendo y bebiendo, galletas

Métanse en sus asuntos

Ya hacía tiempo que no nos tomábamos algo junt@s!! Venga, invito yo, MadreJefa #DelRevés y abro fuego con mis confesiones. Seguro que te ha pasado más de una vez lo que te cuento… Esa señora del asiento de al lado que predice que tienes un niño por la forma de tu barriga o el abuelo que te da lecciones magistrales sobre cómo debes atender o educar a tu peque. Métanse en sus asuntos, por favor!!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.