Parque del Pasatiempo con niños, paseando entre dinosaurios

5 / 5 / 2016 |

El parque del Pasatiempo es uno de esos lugares con encanto, con mucho encanto, que deberías disfrutar con tus hijos en Galicia alguna vez. Una tarde de aventuras, alimento para la imaginación y reposo a la sombra aseguradas. Grutas, estanques, grandes figuras animales de piedra y hasta un laberinto. Planazo en familia para cualquier edad. No te olvides de disfrutarlo con los cinco sentidos.

Parque del Pasattiempo con niños, parque do pasatempo con niños

¿Sabes que hay un parque al que puedes ir con niños a disfrutar de unas horas de aventuras y hasta de columpios y toboganes? ¿Sabes que hay un lugar en el que los leones, los dromedarios y los dinosaurios se cruzan? ¿Sabes que puedes cambiar de época casi casi por arte de magia en tres minutos? Todo esto y mucho más en el Parque del Pasatiempo, en Betanzos (A Coruña).

El recinto debió de ser un paraíso de ensueño en sus tiempos (finales del siglo XIX) y, después de lo mal que le ha tratado el tiempo y de las escasas reformas que se han hecho aún sigue manteniendo buena parte de su magia. Sigue siendo un paraíso un poco deteriorado que se merece una visita con los peques. Sus grutas en las que se esconden algún que otro laberinto y salida sorpresa al exterior, el maravillos estanque con sus pececitos y conchas en las paredes, el león gigante que preside una de las terrazas superiores y los cien rinconcitos sorprendentes, incluído el riachuelo con lago de patos y pavos merecen un paseo.

Eso sí, al no haberse rehabilitado el parque nunca como se merecía, la zona superior hace años que no está abierta al público por lo que nos tenemos que imaginar cómo sería el parque botánico y el zoológico. La verdad es que el indiano (emigrante retornado de América) que se lanzó a la aventura un poco loca de construírlo hizo las cosas a lo grande, para qué nos vamos a engañar! Juan María García Naveira se llamaba el hombre que planificó y financió las instalaciones a finales del siglo XIX y que debía de ser un enamorado de la naturaleza y la historia.

Hace unos años fue restaurado, aunque no en su totalidad y hoy en día se conserva para visitar y disfrutar:

Piso inferior

Zona de parque con un kiosko y un laberinto de arbustos. Estanque de patos, pavos, cisnes y aves acuáticas variadas. Auditorio en el que los peques corren, saltan y escalan. Zona de parque infantil con equipamiento para peques (toboganes, columpios, etc) y zona para la tercera edad. Zona arbolada en la que puedes descansar en los bancos o en la hierba y echar una siestecita.

Piso superior

Estanque del Retiro. Tiene una islita con un templete muy muy fotografiable.

Las rutas subterráneas con émulos de estalactitas y algún que otro dinosaurio. Esta parte fue la que más le gustó al peque del revés y creo que, en general, la que tiene más éxito entre los visitantes de corta edad porque se presta a exploraciones y aventuras variadas.

Las diferentes terrazas en las que os podéis encontrar piezas diferentes y sorprendentes como la gigantesca estatua de un león que, por supuesto, también hizo las delicias del peque del revés.

Toda la zona está llena de sorpresas como las decoraciones del gran muro policromado en el que destacan figuras montadas en dromedarios, relieves sobre algunos grandes monumentos árabes, mapas del mundo…

Otro dato a tener en cuenta me lo descubrió la peque del revés. Ella siempre me demuestra que las situaciones y los entornos se pueden percibir de mil maneras diferentes y me hace ser más consciente de mis sentidos. Al tener dificultades de comprensión, la peque ha desarrollado otras formas de entender y relacionarse con el mundo que no dejan de ser, en realidad, las que nos vienen de serie, a través de los sentidos del tacto, el oído… Y lo cierto es que en el parque del Pasatiempo puedes disfrutar de olores, colores, tactos, sonidos y ambientes muy diferentes y enriquecedores. Así que si vas con bebés, ten en cuenta que pueden disfrutar mucho del parque escuchando sus sonidos, sintiendo el tacto de la piedra rugosa o el de las hojitas de los matorrales, observando cómo se cuela la luz entre los árboles y sintiendo la brisa en su piel. Gracias peque por recordarme que somos seres humanos con cinco sentidos.

Había leído en diversas webs recomendando la visita a este parque y advirtiendo de que fueras bien armado de tiritas y árnica para los golpes, pero la verdad es que no nos hizo falta. Eso sí, tengo que admitir que para poder sacar las fotos tuve que obligar al papi del revés a tener cien ojos durante un ratito. Porque aunque el parque no es especialmente peligroso sí debes tener cuidado con los techos y las alturas. Con los más peques, que suelen tener poca conciencia del peligro, mucho ojo!

He leído en diversas webs oficiales distintas versiones sobre los horarios del recinto, pero lo cierto es que en la puerta reza clarament que abre a las nueve de la mañana y cierra a las nueve de la noche. Lo que sí te recomiendo, si vas en un fin de semana de primavera o verano o un puente, que, si quieres disfrutarlo con tranquilidad, no vayas a media tarde. Nosotros no tuvimos problema (tampoco es que sea una atracción turística de masas), pero es cierto que mientras nos lo pasábamos bomba corriendo por la zona inferior y columpiándonos continuamente no dejaban de pasar familias.

Ah, un detalle importante, por supuesto, es gratuíto.

Como siempre soy del revés, en el lado negativo está el entorno, rodeado de hipermercados y naves industriales (eso sí, si tienes que hacer alguna compra y no es domingo lo tienes fácil) y el estado de deterioro en que se encuentran sus maravillas (no es que sea peligroso para la integridad física del visitante, ni muchísimo menos, sino que hay zonas con grafittis, sucias, que han perdido sus relieves policromados, etc). Se dice, se comenta, se rumorea, que existe el proyecto de recuperar la extensa zona superior donde se encontraría el jardín botánico y el zoológico. Nos mantendremos atentas.

Está ubicado en la avenida Manuel Fraga Iribarne 63. Se trata de una avenida que funciona como circunvalación a toda la villa.

Pero como sé que lo mejor es dejar pruebas gráficas, ahí va mi mini reportaje fotográfico. Corriendo detrás de los peques y con la ayuda del papá del revés esto es lo que he podido entresacar.

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con nenos

Sígueme, que yo sé por dónde es!!

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Peque del revés en estado puro, disfritando de las hierbas, los olores, sonidos

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Uauuu, sí que son grandes mami

 

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Detalle del muro del parque del Pasatiempo con relieve de la pirámide de Keops

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Se parece a mi pony, Sissi, mami

 

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niñosParque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Pececitos en el estanque del Retiro

Pececitos en el estanque del Retiro

Parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempo con niños

Uno de los dinosaurios escondidos en las grutas

León en el parque del pasatiempo con niños, parque do pasatempos con nenos

León en una de las terrazas con familia del revés

Compartir:

También te puede interesar...

Educar a niños libres, inteligencia emocional, educación

Yo quiero niños libres

Educar niños y niñas libres. Seres pensantes, que sean capaces de abrirse camino en este mundo sin miedo y con confianza. Eso es lo que quiero. Puede que sea mucho pedir pero, ¿podríamos cambiar este mundo entre todos, por favor? ¿Desde cuando la sumisión y la obediencia son los valores que debemos transmitir a nuestros hijos?”

Nico Comparte, tienda de artículos infantiles seminuevos

Preparando nuevas generaciones eco

Y, por supuesto, la moda eco y bio ya no es ni puede ser sólo una moda, sino una forma de vida que debemos transmitirle a nuestros hijos desde bebés. Hoy te descubrimos algunas de sus claves y te presentamos la tienda Nico Comparte, por si aún no la conocías. Una tienda muy muy eco.

Juegos, jugar, la importancia de jugar

Vamos a jugar del revés

Jugar y jugar y volver a jugar, del revés, siempre del revés. Para adelantarte la celebración del Día Internacional del Juego te explico algo sobre la importancia de que nuestros peques jueguen mucho y de la forma más libre posible. Vamos a aprender a mirar el mundo con ojos de niño/a y a descubrir nuevas realidades en objetos cotidianos. Vamos a jugar del revés, vamos a disfrutar de la vida 🙂

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.