Música desde la cuna

11 / 4 / 2017 |

Todo un honor y un gustazo aprender durante un fin de semana con la creadora de Música in culla. Música desde la cuna, la música como medio para acompañar a los pequeños a desarrollarse y comunicarse. Un lenguaje más que ya dominan desde la cuna con mil y una posibilidades de estimulación siempre a través del juego. ¿Te vienes conmigo a descubrirlas? Iremos hasta Italia y mucho más allá...

Música desde la cuna, peque del revés con el acordeón

¿Qué crees que le puede ofrecer la música a tus hijos/as? Quizás aspiras a que la disfruten, a que aprendan a tocar algún instrumento musical o incluso a que puedan ser realmente buenos en ello… Perfecto, buenos objetivos, por supuesto, pero, ¿qué os parecería si te dijese que existe una metodología que quiere la música sea una oportunidad de desarrollo cognitivo y socioafectivo en un ambiente familiar y que la palabra que conduzca todo esto sea JUGAR«. Esos son los objetivos (muy resumidos) de Música in culla, una forma de relacionarse con la música, una manera de acercar y ofrecer la música desde la cuna que me apasiona. Porque, al fin y al cabo, la música «es uno de los medios más potentes de aprendizaje de todo tipo que existen«.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad y el placer de acudir a un curso de aproximación a esta metodología con su creadora, Paola Anselmi y Bianca Albezzano. Una ocasión maravillosa que deberías aprovechar si se te presenta. Te contaré algunas de las cosas que aprendimos y sentimos, pero, sobre todo, te animo a que investigues por tu cuenta y te acercques a esta «metodología educativa del aprendizaje músico-motórico y expresivo de los niños en su época neonatal y preescolar».

Para empezar por los tecnicismos, te contaré que Música in culla bebe, en sus inicios, en las raíces de su metodología se basa en algunos de los principios básicos de la Teoría de Aprendizaje Musical de Edwin Gordon, pero se ha desarrollado hasta crecer y convertirse en un proyecto propio y diferenciado claramente en algunos aspectos fundamentales. Pero, como sé que no te voy a «enganchar» con las teorías, vamos a algunos detalles que diferencian esta forma de abordar la relación entre la música y la primera infancia.

Peque del revés tocando el tambor, música desde la cuna

Peque del revés tocando el tambor

Tal y como nos contaba Paola, las conexiones de un pequeño/a con la música no se pueden limitar a 40 minutos de clase semanales, por eso es tan importante conectar con la familia porque, como nos explicaba Paola Anselmi, «nosotros somos el equipo de música, pero los padres son los altavoces, sin ellos no hay aprendizaje. Ellos son los que tienen que llevarse la música a casa y conseguir, además, que la música sea una manera más de conectarse y comunicarse».

En las sesiones de Música in culla la palabra desaparece en la primera infancia (cuando los bebés todavía no hablan) y se implica a los padres/madres de tal forma que se consigue que se mantengan en la actividad y llegar así a tener un «hábitat sonoro limpio».

Las sesiones siguen una estructura en la que siempre hay algo presente: el saludo y la despedida. Todo lo que está en medio puede cambiar por completo. A lo largo de la clase se realizan toda una serie de propuestas musicales «que siempre son sencillas. La complejidad está en la estructura, nunca en la propuesta que tiene que ser asimilable y atractiva para los/as pequeños/as.

El peque del revés y la música

Peque del revés improvisando una batería con lo que encuentra por casa

Otra de las claves de Música in culla es la importancia central de los/as niños/as como eje de todo el aprendizaje. De tal manera que siempre se incorporan sus respuestas y propuestas a la melodía. «Para algunos padres/madres puede ser difícil, pero es importantísimo dejar que expresen lo que la música les transmite, y no hablamos sólo de que responder con un tarareo, un golpe o una melodía completa, sino de reír o llorar, de asustarse o incluso escapar. «No debemos proteger a los niños de sus emociones«, apunta Paola Anselmi, «sino darles siempre la oportunidad de gestionarlas».

En Música in culla, el adulto «acompaña» al pequeño/a en un proceso natural de aprendizaje proporcionándole una serie de elementos que le pueden ayudar en el camino. Así, en la acogida o bienvenida siempre «se procura el bienestar, la sensación de estar en casa, con algo conocido y agradable». Por eso mismo, tal y como nos relata Paola, la canción y el tono cambian en función de la energía que percibe al llegar a clase. Si los ánimos están muy alterados, la acogida será sosegada, pero si nota que hay cansancio, imprime energía para compensarlo.

Sabes que la música tiene un espacio especial en esta web desde siempre. Hablamos de cómo los bebés entienden la música, de la música como medio de comunicación, de regalos musicales… Me pasaría horas hablando de los aprendizajes y la experiencia en la sesión de Música in culla pero, teniendo en cuenta que no saqué ni una sola foto, acabaría aburriéndoos, así que no me queda más remedio que resumir en pocos párrafos los aprendizajes pero, sobre todo, las sensaciones y emociones que nos llegaron esos días. Como la necesidad de «confiar en los niños y darles siempre tiempo y la oportunidad de hacer y gestionar».

«Cuando soplan vientos de cambio hay quien levanta muros y quien construye molinos», este proverbio español es el lema de esta metodología. Toda una lección de vida que inspira mucho más allá de la música. Porque la música, al fin y al cabo, es vida y la vida sin música es mucho peor.

Compartir:

También te puede interesar...

Historia de su sonrisa

Historia de una sonrisa

Ahora que sé lo que sucede cuando no está esa sonrisa, trato de disfrutarla todos los días, Por eso, cuando tu hermano me pregunta si puedo jugar y no tengo tiempo ahogada de trabajo arranco 5 minutos de ese fondo a tiempo perdido que nunca me regalaron los Reyes Magos. Porque sé que dentro de 10 años esa pregunta desaparecerá, como lo hizo tu sonrisa, pero esta vez temo que se vaya al País de NuncaJamás.

Bebé dormido, con fiebre

La fiebre en los bebés

Llega el momento de su primera fiebre, chispas. Bueno, y todas las que vienen después, porque nunca estás preparada/o para ese momento, en realidad. El de hoy es un post imprescindible en el que Iria de Cal, de Arkhé Espacio Educativo, entrevista al pediatra de su peque, Juan Delgado, y os da todas las claves para afrontar con calma ese momento. Desmontando falsos mitos como el de que sea necesario desnudarles o bañarles en agua tibia. ¿Es realmente necesario tratar la fiebre?

Conciliación, conciliación con niños con diversidad funcional

El reto de conciliar con doble salto mortal

Amamantar a tu bebé y cuidar a tu hijo/a con diversidad funcional no debería ser un privilegio ni una misión imposible. A propósito de conciliar… conciliación con doble salto mortal, la de las familias con hijos con diversidad funcional.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.