El mejor portabebés

18 / 5 / 2015 |

Estrenamos colaboración de Iria Álvarez de Cal. Si visitáis su perfil vereis que lleva media vida dedicada al asesoramiento de crianza, educación temprana y porteo. Hoy nos habla justamente de eso. Bienvenida!!!

Porteo

La pregunta del millón, la que todas las asesoras de porteo escuchamos constantemente: ¿cuál es el mejor portabebés?

Porque todas las madres y padres queremos lo mejor para nuestros hijos. Ya seamos un padre que quiere un portabebés porque vive en un 4º sin ascensor, o una madre consciente de las necesidades de contacto de los bebés, o una madre que quiere seguir jugando con su hijo de 3 años aunque ahora tenga un recién nacido… Si hemos tomado la decisión de que necesitamos un portabebés, queremos que sea el mejor.

Yo me imagino a mí misma entrando en el concesionario y diciéndole al comercial, “hola, he venido a por el mejor coche” y ya estoy viendo la cara de estupor del hombre… Para unos el mejor coche será el que consuma menos, para otros el que tenga 6 plazas, o un maletero grande, o tracción a las 4 ruedas, o que cueste menos de 12.000€… o varias de las anteriores. Bueno, probablemente, el coche “perfecto” para nosotros no existirá porque le pediremos un montón de características y tendremos que renunciar a algo. A lo mejor si consume poco, no va a tener 6 plazas, o si tiene maletero grande se va a escapar de nuestro presupuesto.

Con los portabebés pasa algo parecido. Hay muchos aspectos en los que nos podemos fijar a la hora de decidirnos por uno u otro.

Algunos criterios que se me ocurren para escoger “el mejor portabebés”:

  • El portabebés que “mejor” respeta la fisiología y la anatomía del bebé.
  • El “mejor” portabebés para un bebé prematuro o de una determinada edad, peso, nivel de desarrollo…
  • El portabebés que “mejor” respeta la fisiología y la anatomía del adulto; del adulto en cuestión, claro (una mujer con debilidad en el suelo pélvico por su reciente parto, un abuelo con una hernia discal, un papá parapléjico, una mujer que ha sufrido una cesárea… tendrán cada uno necesidades diferentes).
  • El “mejor” portabebés para lucir en una boda de etiqueta.
  • El portabebés que “mejor” se lava.
  • El portabebés “mejor” para el verano, el más fresquito.
  • El “mejor” portabebés para ir de excursión por la montaña.
  • El “mejor” portabebés para dar el pecho, con el que es más fácil pasar al bebé de posición vertical a posición “cuna” (si es que el bebé mama en posición “cuna”…)
  • El “mejor” portabebés para ser usado por varios adultos que tienen diferente talla.
  • etc

No podemos, entonces, preguntar solo por el mejor portabebés; ahí falta mucha información. El mejor portabebés ¿para quién?, ¿para qué?, ¿para cuándo?, ¿para dónde?

El mejor portabebés no existe; cada familia, en función de sus circunstancias priorizará unos criterios sobre otros a la hora de decidirse por uno o varios portabebés. Porque lo que sí existe es el portabebés que mejor se adapta a una familia determinada en un momento determinado.

Es verdad que por muchas vueltas que le demos es posible que no hagamos una buena elección, igual que a veces nos parece buenísima idea comprarnos unos zapatos que luego no usamos más de dos veces. Afortunadamente, el precio de un portabebés se parece más al de unos zapatos que al de un coche (y más aún si nos vamos al mercado de segunda mano) y la mayoría de las familias pueden permitirse el lujo de no acertar a la primera. Pero incluso cuando el criterio que más pesa es el económico, también se pueden encontrar soluciones muy válidas, muchas veces incluso usando objetos cotidianos.

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Pues tengamos claro que, para nuestros bebés, ser porteados no es que sea lo mejor, es que es lo que tiene ser según nuestra naturaleza y nuestra programación biológica. Así que, escojamos el portabebés que escojamos, como mínimo, ellos ya se van a ver beneficiados por el contacto, el movimiento y la sensación de seguridad que les proporciona ver cumplidas sus expectativas.

Compartir:

También te puede interesar...

Juego libre, juego no estructurado

El JUEGO libre o cómo potenciar la imaginación de tus hijos

Si hace poco te hablábamos de la importancia de evitar el exceso de juguetes, hoy voy más allá y te redescubro el juego libre o no estructurado. Una caja, un tapón, unas piedras, unas tapas y horas de diversión que ayudan a desarrollar la imaginación de los peques. No les prives de ese placer nunca!

Porteo y prevención de accidentes

¿Estará bien sujeta? ¿Se me caerá de la mochila? ¿Y si tropiezo y me caigo cuando porteo a mi bebé? Estas y otras preguntas suelen ser habituales cuando estás pensando iniciarte en el porteo. Aquí tenemos a Iria Álvarez, de Arkhé espacio educativo al rescate para resolver todas vuestras dudas sobre seguridad en el porteo 🙂

Mamá y bebé, Diana Fajardo

Desde el centro del huracán de la maternidad

Otra sorpresa casi en la recta final del mes, estrenamos colaboración temporal porque Iria Álvarez, nuestra experta en estimulación y crianza acaba de tener una preciosa niña!!! ¡Enhorabuena del revés desde aquí! Así que le hemos dado vacaciones y en su lugar este mes su compañera de Arkhé Espacio Educativo, Elsa Méndez, nos trae un hermoso texto sobre la maternidad y sus retos. Te va a encantar.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.