Manifiesto para mi hijo

13 / 10 / 2015 |

Un manifiesto para mi hijo y, ya de paso, para todos los niños #DelRevés, porque todos los esfuerzos son pocos para luchar contra los estereotipos y la presión social. Todos y todas necesitamos de todos los argumentos de los que nos podamos armar para educar en la igualdad real.

Educación en la igualdad, cambiemos los roles de género

Este domingo, día 11 de octubre se celebraba el Día Internacional de la Niña. Triste, muy muy triste, tristísimo que se tenga que dedicar un día a quien supone más de la mitad de un todo. Somos del revés, soy del revés #Delrevés y nunca me han gustado los “días de”, incluso admitiendo su utilidad en algunos casos, pero lo lamentable es que sean necesarios para reivindicar cuestiones como los derechos de las niñas. Hace bien poco compartía en redes sociales un Manifiesto para Niñas de un blog que desconocía hasta ahora. Os dejo el link porque me parece muy oportuno y porque comparto palabra por palabra todo lo que dice, pero hoy quería aportar mi visión para el otro lado interesado con un “Manifiesto para mi hijo” por muchas razones: porque no hay igualdad si no caminamos juntos por este sendero y porque, al fin y al cabo, los niños son igual de manipulados y guiados por los prejuicios y las normas sociales que las niñas.

Hace bien poco una persona bienintencionada (eso es lo peor, que normalmente ni siquiera te puedes enfadar mucho porque casi siempre estas cosas vienen de gente que no pretende hacer ningún daño, sólo transmitir su visión nada inocente de las cosas a un ser inocente) le decía de broma a mi hijo aquello de “puedes ser novio de mi niña dentro de poco”. A lo que yo contesté inmediatamente, “si te pones así, también puede serlo de tu niño” (eso por no decirle que lo de buscar noviazgos a los peques lo dejen para las pelis de los años 60). No reproduciré su respuesta, pero sí os diré que había santos y dioses involucrados en el asunto. Al día siguiente, en el parque, dos niños de menos de tres años jugaban con espadas y pistolas a matarse bajo la atenta y embobada mirada de mi hijo… ¡Cómo no le voy a escribir un manifiesto!! A él y a todos los que aún pueden abrir sus mentes un poquito…

1. No eres un guerrero y espero que nunca tengas que llegar a serlo. Las pistolas, las espadas y todas esas armas que te pueden parecer geniales ahora acaban con vidas, dejan a la gente sin brazos y sin piernas y ése no es el futuro que quiero para ti ni el que debería desear nadie. Tú puedes ser lo que tú quieras, olvídate de lo que te digan en los dibujos animados o ese amigo nuevo del parque e incluso de lo que yo te diga.

2. Puede que algunas niñas tengan menos fuerza que los niños, pero eso no las convierte en seres inferiores, no son menos que tú por levantar menos peso. Habrá cosas en las que te superen y viceversa. Nadie es superior a nadie y la fuerza física no determina nada más que eso: la fuerza física.

3. Ser gay, homosexual, transexual, travesti está igual de bien o mal que ser hetereosexual. No puedes medir la calidad de las personas porque le atraiga uno u otro género, eso no es relevante.

4. Puedes jugar con lo que te apetezca. Si te regalan un coche, una pelota o u barco pirata y no te gusta, está bien. No hay juguetes para niños y para niñas por mucho que te lo intenten hacer creer. Todos son igual de divertidos.

5. Habrá un momento en tu vida en el que te apetecerá pelear con otros amigos o compañeros de clase. Si necesitas hacerlo, adelante, pero lo más seguro es que después te arrepientas porque, normalmente, a golpes no se soluciona nada. Es mejor sentarse a hablar cuando estás más calmado.

6. Lo importante en esta vida no es tener el coche más rápido o el más caro, la casa más grande, ni la novia o el novio más guapo. Eso nunca te dará la felicidad. Pero como sé que eres inteligente, no te dejarás engañar mucho tiempo por ese tipo de reclamos.

7. Si quieres jugar al fútbol hazlo, pero sólo porque a ti te apetece. Hay muchos deportes y ocupaciones en las que puedes invertir tu tiempo libre y tu esfuerzo y que pueden gustarte más por mucho que te bombardeen en todos lados con la liga. Ah, y si juegas y lo haces bien, tampoco dejes que te engañen sobre tus posibilidades de ser el nuevo “Maradona”. Diversifica siempre, haz muchas cosas porque enriquecen mucho más.

Educación en la igualdad, cambiemos los roles de género

8. Si te gustan las chicas y te enamoras de alguna trátala como te gustaría que te tratasen a ti, con honestidad, respeto y amor, ni más ni menos. No son pricesas que haya que idolatrar ni seres inferiores a los que puedas humillar. NUNCA

Las mujeres no son princesas a las que haya que idolatrar ni seres inferiores a los que puedas humillas

9. Piensa por ti mismo siempre, sé muy bien que es muy fácil dejarse llevar por la presión social y el pensamiento colectivo, pero el resto de la humanidad no son tú. TÚ eres un ser único con un pasado, un presente y un futuro únicos, así que no dejes que te coman el tarro con lugares comunes ni que te digan que eres cobarde porque no quieres beber o fumar. Nada de eso te convertirá en un ser superior ni en un valiente.

10. A tí, cariño, no te estamos educando para que creas que ser hombre implica ser superior, pero temo que vas a recibir muchos mensajes confusos de la sociedad y tendrás que aprender a digerirlos, seleccionarlos e ignorarlos por completo en la mayor parte de los casos. Ser hombre no significa tener ningún tipo de poder o atributo superior. El pene no trae de serie la capacidad de ser un manitas, de realizar determinado tipo de tareas y por supuesto tampoco la de ser el que tome las decisiones en ningún tipo de grupo.

11. Tú, que usas faldas, horquillas y te gusta que te eche cremas, no sientas ninguna vergüenza nunca si te sigue apeteciendo hacerlo. Todos somos diferentes (bien lo has visto en la casa #DelRevés), tenemos gustos diferentes y no deben juzgarnos por ponernos una u otra prenda de ropa o por decidir hacernos una coleta porque, si seguimos el juego de los que defienden los estereotipos… ¿acaso los piratas no llevaban pañuelos y pelo largo?

No existen los cuerpos perfectos y la felicidad o el placer nunca residen en algo tan superficial como eso

12. Desde que cumpliste dos años tienes muy claro que los hombres tienen pene y las mujeres vulva. Esto es un hecho incontestable, pero que nadie te haga creer que el tamaño de tu pene o su funcionalidad tienen mucha importancia. No vas a ser más o menos nada por eso, la felicidad no se mide en centímetros.

13. Llegará un momento en la vida en el que puede que te interesen mucho las tetas o los culos de las chicas, o puede que los penes y los culos o abdominales de los chicos. Es ley de vida, o más bien “de hormonas”, pero no te dejes engañar por ideales absurdos que te vendan en películas o revistas. No existen los cuerpos perfectos y la felicidad o el placer nunca residen en algo tan superficial como eso.

14. Siente, nunca dejes de sentir. No permitas que nadie te diga que no puedes llorar o que eres demasiado sensible. Cada uno sentimos de una manera diferente seamos quien seamos y tengamos el género que tengamos.

Compartir:

También te puede interesar...

Actividades extraescolares, niños

Montando el puzzle de las extraescolares

Más sobre la vuelta al cole! En este caso os traemos la colaboración de Noemí Bellas, de Líbolis con su reflexión sobre cómo debemos montar el puzzle en que se acaban convirtiendo las agendas de actividades extraescolares de nuestros peques. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas? ¿Cómo priorizar?

los secretos de la creatividad

LOS SECRETOS DE LA CREATIVIDAD

Ser creativos o no serlo, he ahí la cuestión. Admiramos a pintores, cantantes, dibujantes, escritoras o compositoras pensando que nosotras/os no tenemos esa capacidad y tratando de fomentarla en nuestros/as hijos/as. Pero, ¿realmente es cierto? Todas/os somos seres creativos. Nacemos con esa capacidad y tenemos que desarrollarla. Podemos desarrollarla. No dejes que nadie te haga ceer lo contrario a ti ni a tus hijos/as.

Te lo prometo

Palabra de mamá del revés

Hoy te cuento mi promesa al peque del revés para proteger nuestro planeta y te hablo de la iniciativa teloprometo.org. Porque estoy convencida de que las pequeñas acciones de muchas personas en todo el planeta son las que pueden cambiar el mundo.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.