Los catálogos de juguetes o la normalidad anormal

9 / 12 / 2015 |

Necesitamos catálogos de juguetes y anuncios en la tele en los que niños y niñas con y sin discapacidad jueguen con coches, muñecas o juegos de habilidad. No estoy loca, soy del revés y VIVO EN EL MUNDO REAL, así que no entiendo por qué la publicidad perpetúa una "normalidad anormal" quel no es lo que quiero para ninguno de mis hijos.

Quiero catálogos y anuncios de juguetes con niños reales

En la casa del revés este año no hemos hecho acopio de catálogos de juguetes. Somos del revés en todos los sentidos. Un día cayó uno que el peque capturó en la calle y lo estuvo mirando, por supuesto, porque no censuramos (sólo faltaría) y se lo repasó de arriba a abajo. Yo misma eché un ojo al de Imaginarium también porque este año ha introducido un apartado con consejos e ideas de bloggers que me ha parecido muy interesante pero nos hemos negado a llenar estanterías con papeles que perpetúan una normalidad anormal.

Una normalidad que no nos representa ni a mí ni a mi familia y que me niego a que se convierta en un ejemplo a seguir. Mucho se ha hablado en los últimos años de los catálogos de juguetes de ToyPlanet por su cambio en el protagonismo de los peques en las fotos. Niños que pasean carritos de bebé, niñas que juegan con coches, niños y niñas que comparten juguetes… En el país de los ciegos el tuerto es el rey, así que tengo que aplaudir con las orejas su iniciativa que, por otro lado, les ha facilitado una publicidad gratuíta inestimable. No sé si su apuesta ha sido o no fruto de una estrategia pero, en todo caso, ole por su valentía.

Catálogo de toy planet

Si, gentes, del revés, valentía he dicho porque han introducido un poquito de normalidad normal de la de verdad. Yo no sé tú, pero en el parque, en la calle, en los coles, yo veo a niños jugando con muñecas y a niñas jugando al fútbol. Es cierto, no negaré, que el porcentaje de niños/as que juegan con aquellas cosas que la sociedad ha decidido que corresponden al “otro género” es inversamente proporcional a su edad. Lo cual refuerza claramente la teoría de que es la sociedad la que cambia su forma de ver las cosas. Un peque de uno, dos, tres años no tiene prejuicios y coge una pelota con el mismo ánimo que una muñeca, pero cuando ya hablamos de un peque de 6 o 7, ayyyyy, la cosa cambia. Y pregunto yo, ¿por qué cambia? ¿Qué demonios estamos haciendo mal para limitar de esa forma a nuestros hijos? Los catálogos y anuncios de juguetes son un buen ejemplo de una parte de “eso” que estamos haciendo y yo me niego a seguirles la corriente.

Pero es que, como soy del revés, voy más allá. Este año he visto en algunos catálogos, entre ellos el de El Corte Inglés, un muñeco en silla de ruedas y hace un tiempo que Imaginarium cuenta también con una muñeca con diversidad funcional, aunque, por lo que sea, han decidido que no protagonizase ninguna página de su catálogo pero, algo es algo. De nuevo, insisto, un aplauso por la iniciativa pero, pregunto, ¿es suficiente? Y no lo pregunto porque mi peque mayor del revés tenga diversidad funcional, sino porque quiero que tengamos adultos/as que sepan convivir y que integren con absoluta normalidad todas las realidades que les rodean.

Muñeca con discapacidad Imaginarium

No puedo ni quiero hablar de otros países pero, en España existe alrededor de un 8.5% de población con algún tipo de discapacidad lo cual, aunque obviamente no supone una mayoría, sí es un porcentaje lo suficientemente importante como para ser tenido en cuenta. En ese porcentaje se cuentan niños y niñas como mi peque, que juegan, que son felices, que tienen ilusiones y que suponen un ejemplo tan válido como cualquier otro para el resto de los niños, voy aún más allá, suelen ser un ejemplo de vida, de alegría y de superación continuo.

¿Para cuándo un catálogo en el que un niño ciego explore su juguete? ¿U otro en el que una pequeña con síndrome de down juegue con sus coches? ¿O quizás un anuncio en la tele en el que una niña sin ningún tipo de dificultad juegue con varios niños con discapacidad? La felicidad de los peques, señores, señoras que deciden lo que “sale” en los catálogos no se mide en los cromosomas que tienen o en si son capaces o no de comprender todo lo que se les dice, ni siquiera en si pueden saltar y correr o no, la felicidad tiene otras medidas y esa felicidad también depende de que sus compañeros y compañeras los incluyan y los integren en todos los ámbitos de sus vidas de forma natural.

Quiero catálogos y anuncios de juguetes con niños reales

¿Cuántos niños/as en silla de ruedas o con algún síndrome protagonizan anuncios de juguetes?¿Acaso ellos no juegan? Puedo asegurarte que los padres de peques con diversidad funcional nos gastamos una auténtica pasta y empleamos recursos y energía extra en estar al día de los juguetes que salen al mercado para buscar lo que más estimule y se adapte a nuestros peques. ¡Somos un target prioritario, señoras/es de empresas jugueteras, dense cuenta de una vez!!!!!

Un catálogo realmente igualitario y campañas publicitarias en las que se recogiesen juguetes y peques con diversidad funcional beneficiaría muchísisimo más a los peques sin discapacidades que a los que las tienen, estoy convencida. Por eso te pido que difundas y compartas mi propuesta si te ha gustado. Estos meses he visto alguna en la misma línea que me parece estupenda como ésta. A ver si entre todas/os conseguimos remover alguna conciencia y hacer pensar un poquito a los creadores de catálogos y campañas de juguetes.

Compartir:

También te puede interesar...

Juego libre, juego no estructurado

El JUEGO libre o cómo potenciar la imaginación de tus hijos

Si hace poco te hablábamos de la importancia de evitar el exceso de juguetes, hoy voy más allá y te redescubro el juego libre o no estructurado. Una caja, un tapón, unas piedras, unas tapas y horas de diversión que ayudan a desarrollar la imaginación de los peques. No les prives de ese placer nunca!

Ciencia para niños con chuches

Aprendemos geometría con chuches

Éste va a ser el único post relacionado con Halloween/ Samaín que te encuentres por aquí. Porque para nosotros todo es una excusa válida para experimentar y aprender. Hacemos figuras geométricas y construimos de todo con nubes terroríficas, palillos, pajitas y un poco de imaginación.

Educando nuevas generaciones de científicas

La historia está llena de nombres de hombres que han marcado la evolución científica. Las mujeres han tenido muy complicado el acceso a este campo y sus logros se han silenciado. El camino para modificar esta situación pasa por cambiar los referentes educativos de nuestros hijos. El Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia que se celebra este sábado, 11 de febrero, puede ser una buena excusa para arrancar este proceso.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.