Lecturas terroríficas para Halloween y Samaín

18 / 10 / 2018 |

Leemos para reírnos y mantener nuestra sonrisa congelada. Si estás buscando títulos para vuestra lista de cuentos de antes de irse a dormir. Porque las historias "de miedo" pueden ser aptas desde los 2 a los 200 años... O más allá, que para eso son terroríficas y sobreviven a todo...

Un dous tres vampiro ti es

Si vives en Galicia o eres galleg@ tienes suerte por muchos motivos, por supuesto (por otros no, pero vamos a dejar ese debate ahora 🙂 ) uno de ellos se acerca y se celebra la noche del 31 de octubre. La adoptada fiesta de Halloween, que tanto les gusta a los peques, tiene raíces en la cultura celta y en Galicia se ha mantenido en algunas aldeas, la fiesta del Samaín.

No vengo a debatir sobre esto que ahora no nos toca, sino a dejaros una breve y rápida reseña de tres libros que tenemos desde hace poco sobre esta fiesta o que, al menos, encajan bien para leerlos estos días.

Si a tus peques les hacen los ojos chiribitas cuando sale el tema de los fantasmas, si les privan las historias de miedo contadas bajo la luz de las estrellas o si simplemente sienten curiosidad por fantasmas, monstruos y similares quédate por aquí porque éste es el post que buscabas para completar vuestra lista de cuentos de antes de irse a dormir para las próximas semanas.

  • Un, dous, tres, vampiro ti es / Uno, dos, tres, vampiro tú eres. De Nadia Budde.

Una sencilla y corta historia para prelectores y aquellos que hacen sus pinitos en esto de juntar letras. Una historia sin historia, que se puede empezar o terminar por donde mejor les parezca y que está llena de todos esos personajes fantásticos que llenan las historias de miedo… con peluca o sin ella, con sangre o bien limpitos… Nuestros amigos terroríficamente divertidos pasean por las páginas acompañados de rimas que ayudarán a cantar/contar este cuento.

Un dous tres vampiro ti es

Un dous tres vampiro ti es

Un dos tres vampiro tú eres

Este libro es muy divertido y les encantará a los peques a partir de 2 años

Las ilustraciones, por supuesto, otro aliciente de este cuento que en la casa del revés ya hemos disfrutado. Seguro que os suenan, además, de otro título de la misma autora “Un dos tres, ¿qué ves?” que sigue una estructura y fórmula muy similar.

  • ¡Qué risa de huesos!/ Os esqueletos divertidos, de Janet &Allan Ahlberg.

El peque del revés se quedó fascinado con esta historia sencilla y bastante naïf de una pequeña familia de esqueletos que sale a divertirse por la ciudad. Su intención es la de pasárselo bien asustando a unos cuantos honrados ciudadanos pero… ¿lo conseguirán?

Os esqueletos divertidos, libro infantil

esqueletos divertidos, libro infantil

os esqueletos divertidos, libro infantil

Lo que más me gusta de este cuento es el uso de estructuras repetitivas que ayudan a los más pequeños a involucrarse en la historia desde el principio, llegando muy pronto a ancitiparse a lo que va a suceder y contándotelo ellos. Hacerles partícipes y protagonistas, de alguna manera, es siempre una fórmula para conquistarles con cualquier título.

Ideal para mayores de tres años y, dependiendo de los intereses de los peques, pueden funcionar hasta los 8 ó 9 años. Todo depende de la implicación que le pongas, porque su estructura y la historia dan pie al uso de un montón de recursos narrativos diferentes. ¡Si te lo curras, funciona hasta la preadolescencia seguro!

  • Bromas en la oscuridad/ Bromas na escuridade. De Daniela Kulot.

¿Qué pasa la primera noche que duermes fuera de casa? ¿Recuerdas cuándo fue tu primera vez en casa de amigos? Las confidencias, las charlas con la luz apagada y, por supuesto… ¡las historias de miedo!

Con esta sencilla historia de Herminia, Baldo y Ringo vamos a descubrir cómo no todo es lo que parece en la oscuridad y que la aventura de dormir fuera de casa puede ser muy divertida.

bromas en la oscruridad, libro infantil

Bromas en la oscuridad, libro infantil

Bromas en la oscuridad, libros infantil

Lo que más me gusta de este libro son sus ilustraciones. Lo recomiendo a partir de 3 años y puede funcionar hasta los 7 u 8.

Los tres títulos son de la editorial Kalandraka y por eso podréis encontrarlos en castellano o en gallego, algo que a mí me encanta porque podemos ofrecer referentes culturales en todos los idiomas a los peques (Kalandraka suele editar muchos de sus títulos también en catalán y en euskera).

Todavía se me han quedado unos cuantos títulos en la cartera. ¿Te apetece un nuevo post con libros para congelarte la sonrisa?

Compartir:

También te puede interesar...

Maternidad, todo lo que juraste que no ibas a hacer con tus hijos

Todo lo que juraste no hacer cuando fueras madre… y alguna propina

Yo nunca… Que no, que si tengo hijos no van a… Chisst!!!! Mejor quedarse calladitas y paralizar el cerebro en esos momentos en los que sueltas esas perlas al ver otras familias. Que no tienes ni idea de lo que vas a acabar haciendo cuando te pases las noches en vela, cuando los peques lloren como locos o cuando estés desesperada porque no hay forma de que prueben ni un poquito de comida sólida… Todos esos “YO NUNCA” que hemos roto desde que somos madres (y más de un padre).

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, portada

Por qué debes leer Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes… y por qué no

Yo quiero un mundo en el que las niñas y los niños pueda encontrar en los libros de texto y en los cuentos la misma cantidad de referentes masculinos y femeninos. Un mundo en el que las mujeres sean astronautas, piratas y mecánicos. Un mundo en el que los hombres sean bailarines, enfermeros, se queden en casa para cuidar de sus hijos si es lo que eligen sin que nadie les juzgue y puedan vestirse de rosa. Hasta que consigamos ese mundo seguirán siendo necesarios libros como “Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes”, con todos sus pros y sus contras.

Actividades divertidas para el verano

Actividades con niños para disfrutar en verano

Te traigo tres propuestas de actividades que puedes hacer con tus peques este verano. Son manualidades sencillas y vistosas a las que les podéis sacar mucho juego y que, además, son perfectamente trasladables al exterior. Con su cinta de colores se lo van a pasar “pompa” 🙂

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.