Jugamos al Dobble, vídeo reseña del revés

19 / 12 / 2018 |

Nueva vídeo reseña de la mano del peque del revés (que se me ha creído medio youtuber y todo :) ) Un juego de mesa genial que lo mismo te puedes llevar a la playa que a una cafetería. El Dobble triunfa en cualquier contexto y existen versiones para peques desde los 3 años. Te lo cuento en 3, 2, 1...

Reseña de juguetes Dobble Kids

Tan sencillo como resultón, tan ágil como entretenido. El Dobble, en sus diferentes variantes, es un juego de mesa de esos que te puedes llevar en la mochila o el bolso a cualquier sitio y garantizar un buen rato de diversión o dar una herramienta fantástica a tus peques para hacer algo diferente en las tardes navideñas.

Hemos jugado al Dobble en bares, cafeterías, en casa y hasta en el parque, ¿por qué no?

El juego tiene variantes muy diversas: Dobble, Dobble Kids, Dobble con números y formas geométricas, una versión de playa con cartas resistentes al agua, Chrono (juegas con cronómetro que limita el tiempo)  y dos Dobble temáticos en función de los gustos de tus hijos (Cars y Star Wars).

El juego consta de una caja de latón en forma redonda llena de 55 cartas redondas con seis símbolos en el caso de las versiones para peques y ocho en el caso de la versión para mayores de 6 años. La dinámica es muy sencilla, como veréis en el vídeo. Siempre hay un dibujo o símbolo que se repite. Sea cual sea la combinación de cartas. Tienes que ser el más rápido o rápida en localizarlo.

Las partidas son muy rápidas y pueden desarrollarse entre 2 y 8 jugador@s.

Hay hasta cinco formas de juego diferente. En el vídeo os explicamos dos y os animo incluso a que os inventéis las vuestras. De hecho, me parece un juego estupendo para retar la imaginación y creatividad de los niños y niñas.

Entrena tu capacidad de observación, tu concentración y tu agilidad mental y de reflejos con este juego de cartas perfecto para la playa, las largas sobremesas invernales y hasta para la hora del recreo 🙂

¿Dobble Kids o «de mayores»?

Es una pregunta que me han hecho unas cuantas veces y no tengo una respuesta definitiva. La versión infantil está indicada, en teoría, entre 3 y 6 años, pero la verdad es que yo he jugado un montón de veces sin aburrirme. Simplemente tiene dos dibujos menos, lo que permite que los que se incluyen sean un poco más grandes y facilita un poco la localización a los más pequeños.

Para el peque del revés, con 6 años, sigue suponiendo un reto divertido la versión infantil. Pero, si dudáis mucho y vuestros hijos ya tienen 5 años o más y una capacidad de observación brutal, quizás sea mejor que os animéis con la versión de mayores de 6 o alguna de las temáticas, claro.

Compartir:

También te puede interesar...

Reloj de aprendizaje

Reloj de aprendizaje. Cómo aprender las horas y gestión del tiempo

El momento de retomar rutinas es uno de esos Súper Momentos en los que se evidencian muchas veces las dificultades de los peques para gestionar el tiempo, aprender a descifrar «ese lío» de las horas e introducir o asentar conceptos como las estaciones, los meses del año… Hoy te traigo los recursos que me han sido más útiles hasta ahora en este camino. ¡Mi último súper descubrimiento ha sido un reloj de aprendizaje que me ha enamorado!

Consejos de orden y organización para empezar el año

Un poco de orden para empezar el año del revés

La rutina, el día a día, el inicio de un nuevo año, las rebajas, todo tiene su parte positiva, su parte del revés. Te ayudamos a exprimirla a tope con unos consejos para organizar los juguetes y las compras en las rebajas.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.