Historia de la princesa que quería ser Spiderman

19 / 12 / 2017 |

Orgullosa de los panties de Spiderman que le he comprado a la peque del revés, un paso más en la apertura de miras, pero cuánto nos queda por hacer... ¿Cuánto exactamente? Porque hay que ponerse manos a la obra. Porque hay princesas que quieren ser Spiderman y hay súper héroes que necesitan vestirse de tules rosas. ¿Quiénes somos ninguno de nosotros para negárselo? ¿Quiénes somos para decidir por los que tienen que abrir nuevos caminos?

Las princesas que querían ser Spiderman

Érase que se era una hermosa princesa. La más bella y valiente que se había visto en todo poniente. Ni ella misma sabía cómo había llegado hasta allí o quiénes eran sus padres, tan sólo sabía que su destino era convertirse en un super héroe….. La Bella Durmiente se ha despertado de golpe y, sin quitarse la corona ni despeinarse medio pelo se ha calzado las mallas de Spiderman, oigan, como lo leen. Al menos, eso intentan día a día muchas niñas y no tan niñas en este mundo. Pero eso no es todo, porque resulta que Spiderman ha decidido también que ya era hora de ponerse una falda de tul y sacar a la princesa que lleva dentro, piensen lo que piensen el resto de súper héroes. Que ya sabemos que los cotilleos están a la orden del día en este mundillo power ranger.

¿Que a qué viene todo esto? Pues a que hoy me toca aplaudir y seguir reclamando. Porque los cambios, poco a poco van llegando, pero no son suficientes. Hace unas semanas veía en las redes sociales de Anabel (La nave del bebé) que H&M acababa de sacar a la venta panties de Spiderman y ella misma acababa de comprar un par para su pequeña, amante de los súper héroes. Ni corta ni perezosa allá que me lancé y me hice con nuestro par para la casa del revés.

Spiderman también puede ser princesa

Spiderman también puede ser princesa

Para l@s recién llegados a la web es necesario aclarar una cosa, la peque del revés es un maravilloso ser humano con diversidad funcional y su manera diversa de estar en este mundo implica serias dificultades de comprensión. No tiene desarrollado el juego figurativo y le importan un pito las princesas, lo mismito, lo mismito que los súper héroes. Pero lo cierto es que por alguna razón (supongo que cultural, al fin y al cabo tiene ojos en la cara) suele elegir diademas, faldas de tules y brilli brilli para su ropa y complementos. Os aseguro que no se ha visto ni una sola peli de princesas en su vida, es más, se gira cuando encendemos Clan o Disney Channel, sea quien sea el personaje que sale en la pantalla en ese momento.

¿Por qué entonces, me importa tanto que ella pueda usar panties de Spiderman o, como decía Clara en su blog Saquito de Canela, por qué no, unas bragas de super héroes? Pues por la misma razón que quiero que mi hijo pueda ponerse calzoncillos de hadas si le sale de sus mismísimas narices supermanianas. Porque quiero criar a personas LIBRES y no existe LIBERTAD real si no existe posibilidad de elección real.

La princesa que quería ser Spiderman

Serás lo que decidas ser… ¿o no?

Les decimos: hija mía, tú podrás ser lo que quieras.

Y lo que ven son disfraces de princesas, libros de hadas, bragas de muñecas y medias de pompones. Y te puedo asegurar que si un ser con la mirada tan libre de prejuicios como mi hija se pone tules y diademas es por algo.

Les repetimos: hijo mío, tú eres el dueño de tu futuro.

Y, al mismo tiempo, su cajón se llena de calzoncillos de súper héroes, juegos de coches de carreras, bañadores de piratas sin posibilidad alguna de que introduzca en ese rincón lleno de testosterona ni un atisbo de dulzura.

Señoras y señores fabricantes de ropa y juguetes, la cosa va mejorando, lo reconozco, pero necesitamos todavía muchos cambios esenciales para llegar más allá. ¡Enhorabuena H&M por la iniciativa! Habéis conseguido que mi hijo se quisiese poner un vestido y pensase que “la ropa de niña” mola. Ahora sólo nos quedan unos cuantos pasos más y ese camino pasa por conseguir que ningún niño ni ninguna niña del mundo piense nunca más que hay “cosas de niño o de niña”. Habrá que darlos de uno en uno, es la única manera.

Para empezar, podriáis colocar el dibujo de Spiderman en un lugar más visible (en el empeine queda un poco tapado, vamos a ser honestos), y, ya puestos, empezar a fabricar ropa interior libre de estereotipos. Bragas de super héroes y calzoncillos con motivos rosas, o, al menos, de la última protagonista femenina que más éxito tenga en el mundo audiovisual, sea Frozen, Brave o la nueva Wonder Woman.

las princesas quieren ser spiderman

Princesa Spiderman, Spiderman princesa, pero siempre motera

Ya hay alguna compañía de ropa que ha eliminado las etiquetas de género en la ropa para los peques. Otras, simplemente optan por diseños textiles en los que no se lanzan mensajes sexistas de ningún tipo. Ya existen algunos catálogos de juguetes que abandonan el azul y el rosa y que apuestan por escenas en las que las niñas lanzan coches y los niños montan casa de muñecas. Es un paso, nos faltan unos cuantos millones más.

Podremos darlos, entre todos. Sabéis hacerlo, ¿verdad? Levantas el pie, avanzas con convicción, con paso firme y seguridad. Repásate los consejos que recogíamos en el post en el que entrevistamos a Ana Torres Jack sobre una educación en igualdad y grábatelos a fuego para que no se te olviden cuando hagas de ayudante de los Reyes Magos o Papá Noel este año, por favor.

Y a ustedes, señores fabricantes, de verdad, todavía no es tarde. ¿De verdad un niño se tiene que sentir raro por querer vestirse de princesa? ¿En serio que voy a tener que pintar las medias de mi hija si quiero que sienta que puede volar como Super Man? ¿Para cuándo IGUALDAD real en los referentes que ofrecemos a nuestr@s hij@s?

Y, como sé que hay que ir POCO a POCO, sólo te pido una cosa. La próxima vez que vayas a comprar una prenda de ropa con un mensaje sexista o un juguete, o un libro para tus hij@s o tus sobris y se te pase por la cabeza la frase, “¡Bah, tampoco pasa nada!, ¿no?” Piénsalo dos veces.

Compartir:

También te puede interesar...

Vivir de vacaciones, maternidad, paternidad. Foto de Olladas Paos

Vivir de vacaciones

Mañana es mi aniversario como madre. Mañana cumple años la peque del revés y he decidido hacerle el regalo más bonito del mundo. Voy a tratar de vivir cada día como si fuese de vacaciones. Porque merece la pena intentarlo para no tener el año que viene esta sensación de tiempo “perdido”.

A construir, Nada de nada, cuentos para cuidar el mundo

Cuentos para cuidar el planeta

Apenas unos pocos árboles, apenas una brisa que te roza la cara, quizás tan sólo un trozo de plástico que se te ha caído en la playa o puede que en realidad sea algo ínfimo, como un pajarito que ya no tiene donde hacer su nido. Pequeñas grandes acciones, maneras de percibir el mundo que marcan o podrían marcar la diferencia entre un presente dudoso, en el que nuestro planeta vive en un peligro constante y un futuro en el que nuestros/as hijos/as pueden cambiarlo todo. Poco a poco, de acuerdo, pero todo…

Experimentos fáciles para niños, lluvia de colores

Lluvia mágica de colores, experimentos para niños

Nuevo episodio de nuestra #cienciadelreves con un par de experimentos sencillos, vistosos y muy resultones. Merece la pena tan sólo por ver sus caritas. Vamos a hacer lluvia de colores e incluso vamos a conseguir una tormenta de colores con cosas que tenemos en casa. Por cierto, el experimento puede ser muy relajante también 🙂

  • Criando pulgas

    Me pongo en pie y aplaudo muy fuerte. Me encantó el post del saquito de canela y secundo cada una de tus palabras. Poquito a poco pero sin parar y a ver si algún día llega la dichosita igualdad en algo tan tonto como la ropa de los más pequeños.

    • Justamente las cosas más “tontas” pueden marcar las grandes diferencias. Se nos va olvidando y claro… ¡así nos va!

  • martarivasrius

    Me encanta Sonia! Y qué razón. A veces queremos criar en igualdad cuando no nos damos cuenta y encasillamos con cada gesto. Abrir los ojos y pedir más, si señora! Bravo!

    • Muchísimas gracias. Día a día lo veo. Una se cansa de ser “fundamentalista” en algunas ocasiones, pero es que NO HAY OTRO CAMINO. Pero no porque nosotras lo elijamos. Es que no nos han dejado opción.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres

Suscripción Slider

Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.