Gracias, profe

5 / 9 / 2018 |

Retomo el blog con un post que para mí salda unas cuantas deudas insaldables. Deudas vitales. Las que adquirimos con aquellos educadores que se cruzan en nuestro camino y que nos devuelven la fe en el sistema. O quizás más bien en el ser humano y su capacidad inagotable para amar, crear y aprender. Gracias, profe. Gracias, profes. ¡Feliz inicio de curso!

Gracias, profe. Dibujo

A veces piensas en cómo debería ser la educación. A veces sueñas con lo que te gustaría encontrarte. Nada perfecto. La perfección es aburrida e innecesaria, está llena de simpleza y desprovista de las aristas que nos ayudan a vivir al límite, una de las pocas cosas que merecen la pena en esta existencia. A veces fantaseas con una educación a medida en la que se respeten los ritmos de todos y cada uno de los alumnos y alumnas en todas las ocasiones. Y, otras veces, te encuentras con el mundo real.

Nunca he usado esta plataforma para hacer lo que voy a hacer hoy. Es la primera, pero no sé si será la última vez. Sólo sé que hace meses que estas frases me rondaban la cabeza. Como cuando te dicen que tienes que decirle a la gente que la quieres, que no te lo debes de quedar dentro porque el amor, encapsulado, se enquista y acaba diluyéndose hasta que te olvidas de que estaba allí.

Así que este post va por vosotr@s, por es@s maravillos@s personas y educador@s que nos hemos encontrado en el camino. Por toda esa gente que hemos tenido la suerte de que se cruzase en nuestras vidas sin ni tan siquiera buscarlas. Y, por supuesto, este post va por ti, Javier, ese profe maravillosamente imperfecto al que tuvimos que decir adiós el curso pasado y que me ha recordado la suerte que hemos tenido. ¿De verdad que no se pueden quedar en el ciclo de Infantil para siempre nuestros peques? Y la pregunta no es metafórica, sino directa, ¿por qué no se puede trabajar en todos los ciclos como se suele hacer con los más pequeños? Aprendizaje práctico y experiencial. No existe una fórmula que funcione mejor.

Educación

No sé si será escritor, pero ahora sabe que podrá ser lo que quiera con esfuerzo e ilusión

Pero vamos al lío, que se me acaban las horas que le robo al sueño y me quedaré dormida sobre el teclado antes de decir lo que tengo entre ceja y ceja.

GRACIAS.

Gracias por limpiarles los mocos y por no hacerlo también. Gracias por contarles todas esas historias maravillosas y ayudarle a que fuese él quien las leyese. Gracias por involucrarnos una y otra vez en todas esas maravillosas aventuras en la que nos embarcabas. Gracias por no abusar de las fichas, por creer en ellos. Gracias por organizar esas excursiones en familia para descubrir rincones de Galicia. Gracias por hacerles ver que ellos son capaces, que con esfuerzo y la actitud apropiada, los sueños se pueden alcanzar.

Gracias por los abrazos. Gracias por esos recantos en los que jugaban aprendiendo y aprendían jugando. Gracias por preocuparte de que niños y niñas fuesen iguales y cogiesen una muñeca, un puzzle, un juego de lógica y una cocinita. Gracias por apuntarles y apuntarnos a todas las actividades y visitas que se cruzaban en tu ajetreado camino. Gracias por aquel supermercado que montaste con Patri para acercarles al mundo real jugando. Gracias por llevarnos a la Antártida y hacernos padrinos y madrinas del pingüino Escaisi.

Gracias, profe. Educación infantil

Gracias, profe. En estos dibujos los niños resumieron 3 años de educación infantil

Contigo exploraron las posibilidades artísticas de sus objetos inseparables. Contigo y con Charo construyeron los caminos del cole y los plasmaron en un tapiz increíble. Contigo diseñaron una campaña para animar a la donación de sangre. Contigo cogieron bolsas de plástico y las convirtieron en obras de arte vivientes. Contigo se convirtieron en cantantes y compositores. Contigo crecieron.

El día que terminó el curso pensé que sería incapaz de parar de llorar. Me visualizaba a mí misma ahogada en mares de lágrimas, absolutamente impotente ante el cierre de una etapa que muchos quisiéramos prolongar años. Y no fui capaz de llorar. Apenas dos lágrimas daban alguna pista sobre el océano que batía dentro.

Te queremos. Así, como eres. No como te habíamos soñado, porque los sueños siempre son demasiado perfectos.

Y queremos más educador@s que sepan respetar y alimentar el ritmo y la creatividad, el aprendizaje y el esfuerzo de nuestr@s hij@s. Fíjate que iba a decir más educador@s como tú, pero me he mordido la lengua de una forma muy calculada. Porque no existe nadie como tú y porque no caeré en la trampa de los que sueñan con una educación homogénea que se olvida de los que están por encima o por debajo de un rasero.

Queremos y necesitamos a educador@s que, como tú, acompañen a nuestr@s hij@s en el camino del aprendizaje. Que les recuerden la importancia de PENSAR como lo haciáis Juanita y tú en las clases de filosofía para niños. Les mostrabáis una imagen, un trozo pequeño de un cuadro (siempre me recordará a aquello que hacían en La bola de cristal en la tele cuando yo era pequeña) “¿Qué veis en la imagen? ¿Qué es? ¿Por qué crees eso? ¿Estás segura? ¿Qué puede estar pasando? ¿Qué es lo que hay allí al fondo? ¿Por qué? ¿Por qué?” La eterna pregunta que cualquier buen profesor debe hacer a sus alumnos: ¿por qué?

¿Que por qué? Pues porque si son capaces de pararse a pensar una y otra vez en lo que dicen y en por qué lo dicen quizás, sólo quizás, consigamos que de la escuela sigan saliendo mentes capaces de pensar por sí mismas. Capaces de crear y soñar. Capaces de resolver los retos futuros que nadie conoce todavía.

Dibujemos nuestro futuro

Dibujemos nuestro futuro

Imaginación, creatividad, trabajo, pensamiento lógico, soluciones alternativas… Un día, hace unos años, escribí una carta a todos los profes del revés. NO abandonéis nunca. Que ni los recortes, ni las familias poco comprensivas y colaboradoras os hagan desistir. Esto también va por tod@s y cada un@ de vosotr@s. Porque nuestro futuro depende en buena parte de que sigáis ahí.

¡Feliz inicio de curso!

Compartir:

También te puede interesar...

Mandilón escuela infantil. Foto Paula Verde

Elegir una escuela infantil

En una semana termina el plazo para pedir plaza en las escuelas de Galiña Azul y es el momento ideal para hablar de escuelas infantiles. NADIE te puede decir cuál debes escoger, cada familia, cada peque es único, así que me limito a informarte y hablarte de mi experiencia, que siempre ayuda.

Días malos en la maternidad

Tan sólo un mal día

Días grises, rosas, azules, de todos los colores y todos hay que vivirlos con todas sus horas, aquellas en las que te sientes fatal y esas otras en las que consigues recuperar y asomar la cabeza fuera del agujero que has cavado con tus gritos. Menos mal que ellos siempre están ahí para echarnos una cuerda y ayudarnos a salir.

Ciencia para niños, experimentos. Bolsas sensoriales

Experimentos para niños: bolsas sensoriales

Nuevo experimento del revés para hacer con los más pequeños. En este caso te traigo un tres por uno, aunque, en realidad, podría ser infinito por uno porque la imaginación juega un papel importante a la hora de hacer con tus hijos bolsas sensoriales.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.