As segundas primeiras veces da maternidade

27 / 2 / 2017 |

Enchemos os nosos álbumes físicos e emocionais de retazos de primeiras veces e relegamos a un segundo plano as segundas veces e as segundas primeiras veces da maternidad. Esas "irmás menores" se merecen un lugar destacado na nosa vida porque poden ser, ás veces, mesmo máis complicadas de alcanzar que as primeiras, nunca o esquezas :)

No puedo evitarlo, soy del revés. Siempre me ha parecido “las primeras veces” están sobrevaloradas. Incluso cuando hablamos del primer beso, el primer encuentro sexual o el primer amor, tenemos que reconocer que a veces se nos mezclan un mucho de vergüenza y apresuramiento y un bastante de “mito”. Pero en esta aventura de la maternidad solemos llenar nuestras retinas, alimentar nuestro cerebro y nuestros álbumes de fotos de una larga lista de “primeras veces”. La primera vez que ves a tu peque, su primera sonrisa, sus primeros sonidos, sus primeras palabras, sus primeros alimentos sólidos, la primera vez en la playa, sus primeros pasos, su primer “vehículo”… Llenamos nuestras alforjas maternales de “primeras veces” durante unos años para relegar al olvido a esas “segundas veces” y las “segundas primeras veces de la maternidad” que se merecen un lugar de honor en nuestra vida.

Estamos de cumpleaños en la casa del revés. La peque cumple siete. Llegamos a esas edades en las que las primeras veces podrían empezar a importar menos… Porque, vamos a reconocerlo, la importancia que le atribuyes a esas primeras veces es inversamente proporcional a la edad de tu peque. No se te eriza el vello ni te emocionas igual con sus primeras palabras que con su primer cumpleaños con amigos, por ejemplo. Y de la primera vez que salen sólos o que tienen novio/a ya ni hablamos mejor, ¿no?. Así que, si además de olvidarnos de las segundas veces, cada vez nos ilusionamos menos con esos estrenos, ¿qué es lo que nos queda?

El año pasado llegué un poco triste al cumpleaños de la peque, lo confieso. Me entró la nostalgia y la añoranza de la niñez que se esfuma como arena entre los dedos y me dejé llevar. En el mundo de la maternidad diversa, además, el paso de los años acerca cada vez más la eterna duda del futuro. Esas preguntas que están siempre ahí, cual espada de Damocles, sobre nuestras cabezas: ¿Qué será de ella? ¿Podrá tener una vida independiente? ¿Tendrá amigos? ¿Podrá trabajar?… Cuando tu peque apenas ha empezado en la escuela infantil todos esos nubarrones se disipan a golpe de inmediatez y carreras pero, a medida que pasan los años ves claramente cómo te diriges a los nubarrones sin poder evitarlos.

Cumpleaños de la peque del revés

Así que este año he decidido llenar mis pulmones de aire y soplar bien fuerte para enviar esas nubes negras bien lejos. Seas o no seas madre diversa te invito a hacer lo mismo trayendo al primer plano las maravillosas segundas veces. Esas que he aprendido a disfrutar con deleite con mi niña del revés.

Me voy a poner un poco intensa, lo advierto, pero no porque quiera ser melodramática, de verdad, sino porque quiero que os “pongáis en situación”. Cuando mi hija contrajo la meningoencefalitis herpética y terminó en una cama de la UCI la situación que vivimos era extremadamente seria. En aquel momento era un bebé que no podía emitir sonidos. No lloraba, ni reía, ni tragaba, ni controlaba bien los movimientos de su cuerpo. En esa situación no sabes qué esperar o, mejor dicho, no puedes permitirte esperar, sólo vivir. Y eso hicimos.

Vivimos, la acompañamos y fuimos experimentando con ella la maravilla de las segundas primeras veces una y otra vez. La segunda vez en que volvió a reirse, la segunda vez en que volvió a llorar, la segunda vez que recuperó la capacidad de emitir sonidos… Todas esas segundas primeras veces y las primeras veces tardías que van llegando han sido y siguen siendo hitos en una historia de lucha contra la inmensidad. Cuando te enfrentas a enemigos ultrapoderosos cualquier pequeño logro debe ser considerado como un premio Nóbel, no lo olvides ni te despistes a la hora de valorar a tus peques en su día a día.

Esta semana, en una charla con una de las terapeutas de la peque reflexionábamos brevemente sobre todo lo que hemos avanzado en los últimos años. Aquel bebé que consiguió volver a emitir sonidos, a tragar, a relacionarse con el mundo de una manera “digamos que aceptable ou comprensieble” polo mainstream consiguió también andar, saltar, trepar, imitar y, lo que ha sido siempre el mayor reto para la peque del revés: COMUNICARSE.

El peque del revés repasando letras

Con esfuerzos titánicos, este bichillo está recuperando poco a poco el control de sus músculos orofaciales para empezar a hablar como parecía querer hacerlo cuando era un bebé. De “ni media palabra” hemos pasado a varias decenas. De no mostrar interés por la lectoescritura hemos pasado a una niña que adora los libros (eso sí, tienen que ser los que ella elige), que muestra muchas ganas de escribir y que sabe “contar” hasta 10.

Reflexionando sobre el poder de las segundas veces trato ahora de trasladarlo al peque del revés y al mundo que me rodea día a día. A la maravilla que supone ver cómo tu hijo escribe letras cada vez mejor, o cómo consigue que aquellas creaciones “abstractas” se parezcan a algo reconocible, o cómo redescubrir con él aquel lugar al que ibas de vacaciones hace diez años, antes de que ellos estuviesen en este mundo. Espero ser capaz de guardar este súper poder para siempre en mi haber y seguir disfrutando con mi familia de la segunda vez que mis hijos me hagan un regalo fabricado realmente por ellos, y hasta, si me apuras, de sus segundos, terceros o cuartos amores, cuando lleguen 🙂

Mi peque me ha enseñado a valorar la magia de las segundas, de las terceras y las cuartas veces. No esperes a encontrarte un bache en el camino para aprender a apreciarlas.

 

Compartir:

Tamén che pode interesar...

Tres plans para un Nadal moi diferente en Galicia

Que dirías se che conto que traio tres plans diferentes para o Nadal en este decembro? Teño tres palabras máxicas que te van a convencer: Playmobil, Lego e cine. Dúas grandes exposicións que teñen aos Lego e Playmobil como protagonistas e o primeiro festival de cinema para nenos que se celebra en Galicia. Non os podes perder.

E para aninovo, máis ciencia para nenas e nenos

Jugando, aprendiendo, disfrutando, leyendo, empezamos el año de la mejor manera con una revista de ciencia para peques y un juego de cartas con el que descubrirán a 20 científicas y científicos significativos de la historia. ¡¡Sí, sí, has leído bien, una lista de personajes relevantes en la que hay el mismo número de mujeres y hombres!! Y puede ser tuyo porque empezamos el año con sorteaco del revés.

O traballo de mamá

Mami, e ti en que traballas? Como explicarlle ao teu fillo o teu proxecto persoal de vida ou as túas aficións que acaban convertíndose en paixóns e case un traballo. Como implicar ao teus peques en aquelo que te apaixoa. Paula Verde che conta como o fixo ela. Por certo, que fai mooooooitas máis cousas que sacar fotos marabillosas e motivar aos seus fillos (como todas as nais)

Interésache colaborar connosco? Cóntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias e de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas o seu uso.