O idioma sec¡gredo dos avós

9 / 3 / 2017 |

Un post cheo de maxia sobre a que non temos moita responsabilidade nin a autora, Paula Verde, nin eu mesma, ao editar o texto. Os únicos "culpables" son eles/as, os/as avós/as. Eses seres máxicos capaces de tecer un idioma de bics, apertas, miradas... Un idioma que se fala en do sostido combinado con unha pizca de sorrisos e un moito de complicidade con unha dose de chocolate e confidencias como ingrediente segredo.

No hay un sólo idioma, ni un solo lenguaje en este mundo. Y no hablo del inglés, el francés, el euskera, el japonés o el neerlandés. Hablo del idioma de las miradas, del idioma de los abrazos, de ese que se construye a base de retazos de vida, pero también del idioma de signos, del que se elabora con imágenes. Existen unos seres humanos en este planeta que dominan a la perfección el más importante de esos idiomas, el que se construye a base de abrazos, de miradas cómplices, de caramelos a escondidas, de paseos por el parque y confesiones arropadas con tazas de chocolate. Algunos lo intuyen, otros lo interpretan, pero sólo ellos dominan el idioma secreto de los abuelos.

“El idioma secreto me lo enseño mi abuela

Y es un idioma que nombra las plantas de tomate, la harina, los botones.

Un día me llamó.

Me dijo que antes de que la muerte se la llevara quería entregarme algo.

Mi herencia era una caja de galletas con ovillos de lana y boletas de ferretería.

Ahí dentro estaban las palabras.

y con ellas

hice mi habitación en el mundo”

Del libro “El idioma secreto” de María José Ferrada. Desde que una amiga me recomendara esta maravilla no dejo de recomendarla y regalarla.

Cuando eres consciente de que en este planeta que habitamos hay muchos tipos de lenguaje y ves que muchas personas, niños/as entre ellos no tienen acceso al lenguaje oral, es entonces cuando valoras las diferentes formas de comunicación que existen. Cualquier sistema que permita una mínima conexión puede ser un aliado eterno en familias diversas, por ejemplo.

Hablamos de comunicación alternativa aumentativa: con pictogramas, con imágenes, con signos. Pero además existen otras imprescindibles: la música, el tacto, los abrazos, la ternura…

Existen por otra parte personas con una capacidad especial para transmitir o comunicarse de forma diferente creando incluso, en ocasiones, lenguajes o idiomas propios.

En este grupo tienen un lugar imprescindible los abuelos. No sé muy bien qué es lo que debe de suceder al ver nacer a alguien de un ser humano a quien tú has criado. Creo que el amor debe de multiplicarse hasta el infinito de manera mágica. Imagino que lo que tú sientes al ver a tu hijo/a por primera vez crece de manera exponencial. Algo así como si cada nacimiento hiciese que el amor se disparase de manera única.

Los abuelos, nuestros grandes aliados, esos seres extraordinarios, todoterrenos, que siempre están a nuestra disposición,¿Qué sería de las vidas de muchas familias hoy en día sin ellos?, así es como la convivencia empieza a establecen esos lazos indestructibles y mágicos entre generaciones.

Si pienso por ejemplo en mi propia experiencia recuerdo que a mi abuela me unía una relación muy intensa y que a día de hoy existe un vacío muy grande que solamente consigo llenar con sus recuerdos. Mi abuela era una mujer sin estudios, pero muy sabia, nunca he conocido a nadie que se supiera tantos refranes y cantinelas populares, de hecho yo siempre creí que ella se los inventaba y algunos estoy segura que así era… tanto es así que en una ocasión le pedí que me los dictase y guardo esos escritos como uno de mis mejores tesoros, aunque nunca llegamos a completarlos. Pero en realidad a mí la que me llenaba era esa otra comunicación, la que interpretaba mi cara, la que, sin mediar palabra, sabía perfectamente que día había tenido porque podía leerlo en la curva de mi sonrisa.

Eso mismo es lo que percibo en mi hijos ahora, como sus abuelos son esas personas que lo saben todo, porque siempre encontrarán una solución a sus problemas, que cuentan los cuentos más bonitos con y sin palabras, los chistes más simpáticos y desde luego sus abrazos y sus besos suenan y huelen de una manera especial que recordarán toda la vida. Lo se porque lo veo en sus ojos y siento nostalgia….

Abuelas, foto de Paula Verde

Mano a mano, foto de Paula Verde

Muchas veces sin que puedan verme les hago fotos a escondidas, fotos que casi cuentan historias por si solas, fotos que formarán parte de sus tesoros también el día de mañana.

 

Compartir:

Tamén che pode interesar...

Música para criar nenos felices

Para celebrar o Día da Música recupero este post que escribín para o blog de GoodMood no que reflexiono sobre a música, as habilidades que nos axuda a desenvolver, distintas metodoloxías de introducción musical e como achegar a música desde o berce. Apetecíame reescribilo para compartilo por aquí con todas/os. ¡Que suene la música!

Experimentos para nienos: bolsas sensoriais

Novo experimento do revés para facer cos máis pequenos. En este caso che traio un tres por un, aínda que, en realidade, podería ser infinito por un porque a imaxinación xoga un papel importante á hora de facer cos teus fillos bolsas sensoriais.

O traballo de mamá

Mami, e ti en que traballas? Como explicarlle ao teu fillo o teu proxecto persoal de vida ou as túas aficións que acaban convertíndose en paixóns e case un traballo. Como implicar ao teus peques en aquelo que te apaixoa. Paula Verde che conta como o fixo ela. Por certo, que fai mooooooitas máis cousas que sacar fotos marabillosas e motivar aos seus fillos (como todas as nais)

Interésache colaborar connosco? Cóntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias e de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas o seu uso.