Teñan coidado, chegan os monos furiosos

28 / 2 / 2016 |

Todo empezou con unha panxoliña de unha nena de seis anos en Pontevedra e acabou gravando un disco nos estudios de Abbey Road. Aínda que, en realidade, de "acabar" nada, porque a este grupo de músicos e ao seu profe lles queda todo por diante. De momento, a seguinte cita é o venres na Coruña, valo perder?

Furious Monkey House

Embarcáronse en unha aventura que comezou con unha peque de seis anos gravando unha panxoliña e rematou nos estudios de Abbey Road. Ben, en realidade, de rematar nada, porque non fixo máis que empezar. Os Furious Monkey House, un grupo de músicos de entre 11 e 13 anos e o seu profe, o “mono furioso” chegan desde Pontevedra ao teatro Colón  o próximo venres, día 4, coas súas melodías pop-grunge-punk, o seu ritmo pop-rock e, sobre todo, con moitas, moitas ganas de que o pasedes ben. A ver quen aguanta sentado todo o concerto!

Por se queres mercar as entradas. E lembra que temos en marcha un sorteo de dúas entradas para suscriptores da web. Revisa a túa bandexa de entrada e participa porque o martes saberemos quen gañou!

Como se mete un profe de música no lío de montar un grupo pop? Bueno, pop, grunge, como vos definides?

Somos un pouco punk-pop-grunge. Somos cañeros e lembramos a eses grupos dos 90 con un guitarreo como os Foo Fighters ou Nirvana, pero con melodías de voz que nos definen claramento como un grupo pop-rock.

E o de acabar montando un grupo pois… en todo isto tivo moito que ver a personiña que anda agora por aquí esperando para falar contigo, Carlota, a batería do grupo. Eu buscaba unha fórmula para facer que aprender música fose máis divertido. Probando unhas cousas e outras, vin que compoñer me gustaba moito máis que tocar as cousas de outros e que o que fixeches queda para sempre.

Cando Carlota tiña seis anos xa era alumna miña e en aquel momento gravamos unha panxoliña para os seus pais e ves o traballo, ves o resultado, ves o que consegues. É moito máis satisfactorio.

Así que todo empezou con unha panxoliña?

Bueno, máis ou menos. O caso é que tiña a cinco alumnos de distintos proxectos e decidín propoñerlles aos seus pais se querían probar a ver que pasaba se os unía. Con calma, con tempo, marcando novos obxectivos e traballando sempre para mantener a motivación. Así xurdiron os Furious Monkey House e seguimos.

Xa sei que todo o mundo vos pregunta pola experiencia de gravar en Abbey Road, pero é que non podo pasalo por alto.

Claro, é que para nós foi muy importante. En este tempo seguimos e seguiremos enriquecendo o proxecto e o de irnos a Abbey Road foi algo “supermega planificado”. En marzo del año pasado nos marchamos, pero esa grabación tenía un trabajo enorme detrás de mucha preparación con una tabla de trabajos exhaustiva. Y todo esto sin que ellos en realidad lo notasen porque lo que tenían que hacer era disfrutar del momento. Toda esa parte de trabajo duro me toca a mí y tiene que ser así. Ellos ya tienen que compaginar el grupo con los estudios y su vida.

¿A ellos les dejas la parte divertida y tú lo planificas todo?

Por supuesto. Ellos son los que pueden dejarse llevar y disfrutar del momento. Mi papel es el de organizar y planificar y no podíamos irnos a Abbey Road sin tenerlo todo muy atado. También he planificado todo lo que queremos hacer a partir de ahora. Uno de los objetivos que tengo marcados después de haber estado en Abbey Road es grabar en un estudio residencial. Convivir en el mismo sitio en el que grabas creo que tiene que ser una gran experiencia.

No sé si el taller musical en el que se montó el grupo tenía notas pero, si era así, ¿supongo que les habrás puesto un diez?

Por supuesto. Bueno, en realidad, lo que sucede es que yo creo que el arte no se puede calificar. Me ofrecieron formar parte de un jurado de un concurso de talentos y no quise estar porque valorar el arte poniéndole una puntuación no me parece justo. Es algo demasiado subjetivo.

Y ahí estamos totalmente de acuerdo con el mono furioso, tanto que le decimos que nada puede mejorar lo que nos ha contado y nos pasa a Carlota que esperaba pacientemente su turno. Le pide al profe que se marche para contestar tranquilamente. Graba discos, se sube a escenarios y ya han concedido un montón de entrevistas, pero no deja de ser una niña a la que le dan vergüenza todas estas novedades, no perdamos la perspectiva.

En O Mundo ao Revés defendemos que la música no tiene edad, ¿qué opináis vosotros? ¿componéis para mayores, pequeños? ¿y qué público veis en los conciertos?

Pues vemos gente de todas las edades, la verdad y no nos importa que acuda quien quiera, somos para todos los públicos. A los conciertos vienen muchas familias, pero nosotros tocamos para todos. De la parte de componer se ocupa, sobre todo, Gonzalo (el mono furioso), aunque nosotros también aportamos y no hacemos música para una edad en concreto.

¿Cómo conseguís compaginar estudios, música y vida?

Pues ensayamos dos horas y media los miércoles y los viernes, por separado, quien puede venir. Pero lo que tenemos muy claro es que la prioridad son los estudios, eso no puede cambiar.

Ser una estrella del rock es el sueño de la mitad de los niños y adolescentes del planeta, ¿también era el tuyo?

No. Yo, lo que quería, desde pequeña, era tocar la guitarra, pero después probé con la batería y me gustó, así que me quedé con ella.

¿Pero lo de ser una estrella no te llama? Entonces seguro que lo disfrutas aún más.

No lo sé, pero la verdad es que sí que me lo paso bien y no quiero ser famosa. Sí que me gustaría seguir con el grupo, que sigamos juntos tocando todo el tiempo que podamos, eso sí.

Y lo de los conciertos, ¿cómo lo llevas?

Bueno, en el primero sí me puse muy nerviosa, sobre todo en el momento de subir al escenario pero en cuanto tocas la primera canción y ya te metes en la música se te olvida todo. En cuanto tocas un poco se pasan los nervios.

Cuando fuisteis a grabar a Abbey Road ¿teniais una idea clara de lo importante que era todo lo que os pasaba?

Nosotros lo disfrutamos muchísimo, nos encantó la experiencia. Al legar allí, vimos tantas fotos de tanta gente importante que había estado allí que era impresionante la verdad.

¿Qué le dirías a la gente de Coruña para que se anime a veros el viernes en el teatro Colón?

Simplemento que se lo van a pasar muy bien.

¿Acaso hay algo más importante que disfrutar con la música? No se nos ocurre mejor plan de marketing que la diversión pura y dura.

Compartir:

Tamén che pode interesar...

Domingos musicais na Fundación Luis Seoane

Estreamos mes con novas propostas das que nos gustan. Música de calidade, concertos gratuitos durante todo o mes de novembro e nun dos espazos máis fermosos adicados ao arte e a cultura na Coruña: a Fundación Luís Seoane.

Xoguetes para soñar

En O Mundo ao Revés querémosche contar as novidades diferentes, orixinais e #DelRevés #DoRevés en locais e servizos para os teus peques, auténticos imprescindibles! Por iso te imos presentando novas empresas que abren na cidade. Hoxe tócalle o turno á xoguetería Hola Caracola, un sitio para perderse buceando entre cores e texturas que invitan a soñar.

Unha exposición para desfrutar en familia, Georges Méliès, empeza o espectáculo

Descubrir a trastenda do mundo do cine, aprender ou repasar un pouco de historia e inspirarse con un grande creador, o mago que creou os primeiros relatos cinematográficos. A exposición sobre George Méliès, “Empeza o espectáculo” é unha oportunidade para aprender en familia. Explícovos as razóns polas que non podedes perdela e vos dou un pequeno aperitivo en imaxes e vídeos.

Interésache colaborar connosco? Cóntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias e de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas o seu uso.