Experimentos para peques. Inflamos una bolsa sin soplar

21 / 11 / 2017 |

Experimento sencillito, de los que puedes hacer en un ratito de una tarde de invierno y aprender con la experiencia. Tan sólo necesitas azúcar, agua templada y levadura. Eso sí, se recomienda también armarse de paciencia infinita y ganas de aprender.

Experimentos. Ciencia para niños

Experimento exprés para un martes más de ciencia del revés para niños. Experimentos de todo tipo: sencillos, creativos, diferentes. Mi única pretensión es que os divirtáis aprendiendo y que aprendáis mientras os divertís. En este caso, se trata de un experimento muy sencillo que pondrá a prueba, sobre todo, vuestra paciencia y, por supuesto, la suya . Vamos a inflar una bolsa sin soplar nada de nada.

Qué necesitamos para este experimento:

  • Agua templada.
  • Azúcar.
  • Levadura
  • Bolsas de plástico (también lo puedes hacer con unos globos. Si los colocas en el extremo de la bolsa o botella en que metas la mezcla acabarán inflándose).

 

El proceso, como verás en el vídeo, es súper sencillo. Mezclas un par de cucharadas grandes con el agua tibia. Lo remueves bien todo hasta que se disuelva. A continuación añades la levadura (con un sobre grande es suficiente). Las cantidades tendrás que variarlas en función de los recipientes y/o las bolsas que pienses utilizar, claro. En principio con una bolsa mediana o grande mejor que una chiquitina para que se vea mejor el efecto. De hecho, nosotros, al final repartimos la mezcla entre dos bolsas para que se apreciase bien el resultado del experimento.

Un detalle importante es que mezcles todo bien, que el resultado sea una mezcla homogénea.

Una vez conseguido esto queda lo más sencillo y lo más complicado a veces: esperar.

Había visto algunas pruebas de experimentos similares en las que decían que con 20 minutos de espera era suficiente. Te puedo asegurar que en nuestro caso no fue así. Yo te recomiendo que esperes más de una hora para ver realmente el resultado final del experimento.

Experimentos para niños

El peque echando el azúcar sobre el agua para mezclarlos

Y ahora, por supuesto, llega el momento de las preguntas y las reflexiones. ¿Por qué se infla la bolsa?

Es una ocasión perfecta para hablar sobre el proceso de elaboración del pan o los bizcochos. ¿Por qué reacciona así la mezcla de levadura y azúcar? La levadura, al consumir azúcar, inicia su proceso de fermentación. Las levaduras expulsan dióxido de carbono y alcohol. Esta reacción al mezclar la levadura y el azúcar genera un gas que es el que hace que el pan o los bizcochos suban y que la bolsa se infle como por arte de magia (nada más lejos de la realidad).

Prueba con un globo o con otros materiales plásticos o de papel, ¿sucede lo mismo? Por cierto, este experimento trabaja la paciencia de una forma espectacular 🙂 Como prueba las imágenes del peque del revés observando atentamente el cronómetro. ¡Aguantó más de 20 minutos así!

Compartir:

También te puede interesar...

Pandeireta reflexada, foto de Paula Verde, la música y los sentimientos

El “bajón” o “subidón” musical en Navidad

Alegría, alegría, amor, fiesta… La Navidad es todo esto, ¿o no? Carla López, nuestra musicoterapeuta, reflexiona hoy sobre los estados emocionales y nuestra forma de “vivenciarlos” a través de la música. ¿Serviría de algo poner la música más alegre cuando sólo quieres oír una y otra vez esa balada? Ahhh y no os perdáis la sorpresa final en forma de cortometraje, una pequeña maravilla.

Olladas Paos, fotografía, A Coruña

Retazos de vida en imágenes

Inauguramos aquí la sección de Gente DelRevés con las olladas de Olladas Paos. Retazos de vida, la vida en imágenes con vida! Y traen un sorpresón para suscriptores de omundoaoreves. Leed hasta el final!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.