Experimentos para niños: bolsas sensoriales

3 / 10 / 2017 |

Nuevo experimento del revés para hacer con los más pequeños. En este caso te traigo un tres por uno, aunque, en realidad, podría ser infinito por uno porque la imaginación juega un papel importante a la hora de hacer con tus hijos bolsas sensoriales.

Ciencia para niños, experimentos. Bolsas sensoriales

Si eres seguidor/a de blogs de manualidades o estimulación infantil es más que probable que hayas visto en alguna ocasión alguna botella o bolsa sensorial. Son geniales para peques a partir de un año porque les permite relajarse y realizar actividades variadas con seguridad e incluso sin mancharse demasiado, si es que eso es posible (tampoco me importa mucho).

Esta semana hemos dado un paso más y hemos hecho tres bolsas sensoriales con el peque del revés. Ya tiene edad suficiente como para manipular y mezclar él mismo los ingredientes (5 años) y te aseguro que lo disfrutó mucho. Además, al formar parte del proceso desde el principio, las preguntas no cesan. Al fin y al cabo, ese es el objetivo principal cuando realizamos este tipo de actividades que quieren acercar la ciencia a los más pequeños: que no dejen de hacerse preguntas.

En el vídeo tienes los tres experimentos/ actividades, pero te dejo por aquí lo que vas a necesitar y un par de trucos:

  • Para el primero necesitas champú, pintura, una bolsa zip y celo grueso o cinta aislante.
  • Para el segundo necesitas aceite corporal y agua mezclada con colorante alimentario.
  • Para el tercero necesitas gomina o gel fijador y lo que tu imaginación quiera descubrir

Usamos unas bolsas zip súper chulas que encontré en Tiger porque me parecieron ideales para bolsas-juego, pero si coges bolsas totalmente transparentes, sin dibujo alguno, los juegos pueden cambiar. Quiero probar a hacer, por ejemplo, una bolsa con gomina y letras, para que construya o copie palabras ordenando las letras. Puedes ponerle piezas de un puzzle metálico para que intente unirlas o, simplemente, dejar diferentes elementos que dejen volar su imaginación.

 

Hay bolsas sensoriales maravillosas con inspiraciones variadas como el fondo del mar, un cielo estrellado, paisajes, etc…

Truco: intenta sacar bien el aire para que no queden demasiadas bolsas. ¡Cuidado con las bolsas de aceite porque después de muchos meneos se sale con relativa facilidad! Por eso cerramos las bolsas con un extra de cinta aislante o celo extra fuerte.

Nosotros aprovechamos la boca del monstruo para darle de comer, pero también clasificamos las piedras por colores. Puedes proponerle que las clasifique por formas o que construya siluetas diferentes dentro de la bolsa.

Las preguntas

Claro que, por supuesto, cuando se trata de acercar la ciencia a los más pequeños, una de las partes más importantes es la de las preguntas y reflexiones. En este caso podéis hablar de la densidad y viscosidad de los distintos tipos de líquido que utilizáis, (al peque del revés le llamó mucho la atención cómo caían dentro de la bolsa uno u otro ingrediente), de por qué no se mezclan el aceite y el agua, de las mezclas de colores, etc.

Bolsas sensoriales. Experimentos para niños

La bolsa con gomina les encantó a ambos

Y casi se me olvida otro elemento fundamental en toda esta historia y es que las bolsas son profundamente relajantes y fomentan la capacidad de concentración de tus peques. Es imperdible la cara de embobados de los peques del revés tratando de mover las gotas de colorante en el aceite o las piedras dentro de la gomina.

Si pruebas alguno de los experimentos que te propongo, por favor, cuéntame qué tal o, por supuesto, no te olvides de que estoy aquí para resolver tus dudas y ayudarte a que disfrutéis y aprendáis.

Compartir:

También te puede interesar...

Bebé que se agarra a su mamá

Respetemos todas las formas de vivir la maternidad

Soy periodista, como Samanta, tengo aproximadamente la misma edad que ella, una hija y un hijo, como ella, el pelo castaño, como ella… Y hasta ahí nuestras similitudes. No soy nadie para juzgarla ni a ella ni a cientos de miles de mujeres en el mundo que viven y sienten su maternidad a su manera. Y no acabo de entender por qué cada vez que una madre cuenta su experiencia nos escandalizamos y le saltamos a la yugular. ¿Por qué no sucede eso con los padres? Madres del mundo, por favor, ¡no nos equivoquemos de enemigo!! Por cierto, me he leído el libro.

por qué es importante que se manchen los niños

Niño, mánchate por favor

Mancharse es divertido, asevera con firmeza el peque del revés cada vez que tiene ocasión. Y, para variar, acierta al 100% en sus afirmaciones este peque. Porque mancharse es divertido, es educativo es NECESARIO, mal que nos pese muchas veces a las madres y padres. Sí, llévate las manos a la cabeza las veces que quieras, pero déjale que se llene de barro hasta las trancas.

niña estudiando en casa

El homeschooling o el empoderamiento de los peques

Porque hay más realidades además de la escuela ordinaria, porque hay muchas sensibilidades y formas de ver la educación. Hoy os acercamos una realidad muy poco conocida en nuestro país, la de los homeschoolers y entrevistamos a una familia que educa a sus hijos en casa.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.