Experimentos con energía magnética

22 / 2 / 2018 |

Volvemos con nuestras propuestas de ciencia y aprendizaje para los más pequeños. Una actividad que les fascinará desde los 2 ó 3 años y que se puede seguir explorando hasta los 10 de mil maneras diferentes. La energía magnética y todas sus posibilidades les dejan siempre con la boca abierta. Y no, no es magia, ¡es ciencia!

La peque del revés experimentando con la energía magnética

Volvemos con un poco de ciencia del revés, de esa que sé que os gusta infinito porque podéis ponerla en práctica en vuestras casas. Es posible que algunos de los elementos que hemos utilizado para este experimento no los tengáis en casa, pero lo cierto es que son bien sencillos de conseguir. Os dejo por aquí algún link a amazon para conseguir los que no tengáis.

Los círculos de colores metálicos que tenemos nosotros son de Jugaia.

Necesitamos:

  • Un imán potente. El nuestro no es el más potente del mercado, pero lo suficiente como para sorprenderles. Si no es fácil de agarrar, como el nuestro, podéis ponerle un palito de madera para agarrar. Ahí sí que no es necesario que os esforcéis mucho, simplemente, fijaos en que les resulte fácil utilizarlo y manipularlo. En amazon tenéis el pack de la varita magnética con los círculos metálicos.
  • Distintos tipos de elementos metálicos pequeños. Si tenéis los círculos metálicos de colores translúcidos la verdad es que les podréis dar mil usos creativos después.
  • Distintos tipos de botellas o frascos.
  • Pasta o arroz.
  • La imaginación es el límite. Puedes probar a esconder los objetos metálicos en la arena, en un montón de bolitas de papel, bajo una sábana, etc…

Y ahora, a plantear preguntas y buscar respuestas entre todos/as. ¿Conseguiremos sacar unos clips de la parte de abajo de una botella sin cogerlos con la mano y sin vaciar la botella? ¿Cuánto puede atraer un imán? ¿Puede levantar un clip un centímetro, quizás dos?

Os animo a intentar otros experimentos como utilizar el imán a través de un papel, una cartulina, un trozo de madera. Id planteando preguntas, hipótesis y a disfrutar buscando las respuestas.

Vereis que las posibilidades son infinitas porque, por ejemplo, practicamos la psicomotricidad y la coordinación también recogiendo y metiendo los pequeños círculos o los clips en la botella o solventando los pequeños obstáculos que nos encontramos para sacar los clips dela botella (la forma de la boca de la botella, por ejemplo).

Lo que me encanta de la energía magnética

Que es un tipo de experimento que atrae a peques de todas las edades y que deja abierta la posibilidad de crear actividades adaptables a cada uno. Desde poco más de un año y medio se sentirán fascinados por la “magia” de la energía magnética pero, a medida que van creciendo podemos ir introduciendo otros conceptos como los polos, o la potencia de los imanes.

¡Anímate a probar!

Compartir:

También te puede interesar...

Foto de Paula Verde, playa, silencio

Y SE HIZO EL SILENCIO

El silencio, ese ansiado objeto de deseo cuando te conviertes en madre. Mataríamos por cinco minutos de silencio todos los días y, en realidad, la ausencia de sonido es parte de la comunicación. Un silencio puede decir mucho, muchísimo, puede transmitir más que un discurso de una hora. Esos minutos de silencio en medio de una discusión o esa décima de segundo de silencio que separa un compás de otro en una pieza musical. Hágase el silencio, Carla López, porque en la música, en la musicoterapia y en la vida necesitamos el silencio.

¡Qué nervioooos que estamos nominadas!!!

Ya me estoy mirando taconazos, modelito y ensayando mi grito tipo Penélope para dirigirme a todas las gentes del revés cuando me entreguen alguno de los premios. Y es que sí, estamos nominadas y necesitamos tu ayuda!!! Vota por nosotras en los premios Madresfera 2015 y prometo dedicaros el premio y contarte todos los cotilleos de la gala, ya sabes, la chicha de verdad del mundo blogosfera 😉

Penas de Rodas, excursión familiar en Galicia

Un paseo en familia por A Terra Chá con Manuel María

El Día das Letras Galegas, semana das Letras Galegas, por qué no primavera das Letras Galegas? Sea como fuere, es una excusa perfecta para hacerse algunas rutas en familia por la comarca de A Terra Chá, en la que nació el poeta Manuel María al que se dedica en 2016 este día. Y si no eres gallega/o, no puedes perderte esta hermosísima comarca verde como ninguna llena de restos celtas y romanos!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.