El reto de organizar los juguetes

18 / 1 / 2017 |

Ha llegado la hora de poner orden en el caos. Vamos a organizar los juguetes por categorías y teniendo en cuenta sus características. La rotación es la solución para terminar con la sobreestimulación, palabra de mamá del revés. No lo dejes para la próxima semana. A por ello hoy mismo!!! Notarás los efectos rápidamente.

Juguetes en orden

Cualquier que me conozca puede decirte que no soy la persona más organizada del mundo. Ni siquiera estoy en la lista del millón de personas más ordenadas del planeta, para qué nos vamos a engañar!! Pero llega el momento de tomar cartas en el asunto si no quieres morir sepultada bajo montañas de juguetes y, sobre todo, si no quieres que tus hijos acaben totalmente anestesiados ante el exceso de estímulos. Ya hace más de un año que en la casa del revés iniciamos rutinas de organización de juguetes que incluyen la rotación y otros detalles que nos facilitan la vida día a día.

Si notas que tus hijos ya no juegan con la mitad de las cosas que tienen es obvio que necesitas abordar la situación de manera urgente.

Un poco de sentido común y un par de horas es todo lo que necesitas (menos sí tienes pocos juguetes y una casa bien organizada). ¡Vamos allá!

Empezamos limpiando

Lo primero que debes hacer es organizar los juguetes por categorías, pero eso implica una limpieza a fondo. Piensa bien en los materiales que tenéis en casa para ver qué juguetes hay que tirar o  donar a alguna ONG. Para decidirlo puedes revisar con tus peques qué cosas no han usado en los últimos seis meses y analizar el porqué. Si se han roto sin remedio posible, a la basura. Si tienen arreglo y realmente los consideráis materiales útiles, manos a la obra. Si se han quedado obsoletos (juguetes de un peque de un año con el que no jugarán ni en broma con 6 años) donadlos ya, sin excusas. Si simplemente se han quedado olvidados en el fondo del armario, apartadlos para la rotación.

Juguetes en orden

Organiza los juguetes y vencerás

Manos a la obra. ¡A organizar!

Marquemos categorías para no volvernos locas! Yo te recomiendo que para hacerlo tengas en cuenta un par de criterios bien claros que podrías modificar en función de las preferencias o usos de tu hogar. Estas serían, a priori, las más lógicas en niños/as de 2 a 9 ó 10 años aproximadamente.

*Juego libre (materiales desestructurados). En esta categoría se incluyen todos esos maravillosos juguetes de madera imposibles de clasificar que por suerte cada vez llenan más nuestras casas: el arco iris de Waldorf, todos los materiales de Grimms, palos, piedras, juguetes de Grapat, pequeños objetos que colecciones como tapas de botellas de diferentes colores, piezas de madera, etc…

*Materiales de construcción

*Juegos de mesa. Podemos incluir aquí también los juegos que vayan en cajas, aunque no sean exactamente de mesa, del estilo de los juegos de experimentos.

*Juego figurativo. Sé que organizar este tipo de juguetes puede ser complicado porque pueden ser enooormes, véase una cocinita, una aspiradora, un tendal, etc. En caso de ser realmente grandes te recomiendo que incorpores alguno de esos elementos a la decoración de su habitación (yo he tenido una casa de muñecas como elemento decorativo muchos años).

*Materiales creativos. Papel, plastilina, pinturas, arena kinética, etc, etc.

*Disfraces. Deja siempre disfraces o materiales para que tus hijos se conviertan en otras personas. Unas telas, un par de sombreros y un antifaz hecho en casa pueden ser suficientes.

*Medios de transporte. En realidad debería incluírlo en el juego figurativo pero lo cierto es que los coches, helicópteros, pistas, garajes, etc ocupan tanto sitio que merecen una atención aparte.

*Puzzles, encajables

Juguetes en orden, juguetes de diseño

Memo de Omm Design, una de las últimas adquisiciones de la casa del revés

Rotación de juguetes

Si aún no has introducido esta palabra en tu mundo debes hacerlo ya. No importa que tu hijo sea aún un bebé o esté en la preadolescencia, lo importante es que le ayudes a procesar mejor los estímulos que recibe limitándolos. Ahora que acaban de visitarnos los Reyes revisa qué juguetes es el momento idóneo. ¿Recuerdas todos esos juguetes que habías apartado al principio? Los que no se usan en casa desde hace más de seis meses, esos mismos. Pues coge la mayoría de ellos y mételos en cajas para ponerlos en el trastero.

¿Qué juguetes debes dejar en casa y cómo deben estar?

*Siempre siempre siempre material a su alcance. Obviamente, no todo, pero la mayor parte de los juguetes deben estar al alcance de los peques. Yo sólo alejaría de ellos juguetes con piezas muy pequeñas que puedan perderse con mucha facilidad y elementos que manchen fácilmente como pinturas.

*Colócalos en estanterías o cajones que puedan abrir con facilidad.

*En función de los gustos y la edad de tu peque trata de dejar siempre entre 2 y 5 juguetes de cada una de las categorías que te indicaba arriba a su alcance. En el caso de los disfraces, el material desestructurado y el material creativo no es necesario que seas tan estricta/o porque hablamos de elementos que pueden usarse de mil maneras y que, en muchos casos se podrán combinar con cualquier otro juguete que tengan.

*Obviamente, dales una oportunidad a los juguetes nuevos que nos han dejado los Reyes y selecciónalos en el primer turno de rotación para que puedan probarlos y disfrutarlos durante unas semanas.

¿Cada cuánto tiempo debemos rotar los juguetes?

No existe una regla inamovible para decidirlo. Debería ser un tiempo lo suficientemente amplio como para que prueben los juguetes que tienen accesibles en ese momento, pero no tan largo como para que se cansen de ellos. Te recomendaría un período de entre un mes como mínimo y tres meses como máximo.

Ya sabes que no hay fórmulas magistrales ni normas que no se puedan negociar o reelaborar en colaboración con tus peques. Es más, te animo a que lo hagas siempre contando con ellos. Seguro que así se implican y lo disfrutan muchísimo más.

Cuando llegue el momento de las negociaciones (que llegará) ese de… “mamá, sube porfa porfa porfa ese coche amarillo grande que bajamos el otro día” hazle entender que esto es un trabajo de todos. Así que si vamos a recuperar algo que hemos relegado al trastero tendremos que bajar un juguete en su lugar.

Compartir:

También te puede interesar...

Picture you picture me, fotografía de madre e hijo

El trabajo de mamá

Mami, ¿y tú en qué trabajas? Cómo explicarle a tu hijo tu proyecto personal de vida o tus aficiones que acaban convirtiéndose en pasiones y casi un trabajo. Cómo implicar a tus peques en aquello que te apasiona. Paula Verde te cuenta cómo lo hizo ella. Por cierto, que hace muuuuuuchas más cosas que sacar fotos maravillosas y motivar a sus hijos (como todas las madres)

Juego libre, juego no estructurado

El JUEGO libre o cómo potenciar la imaginación de tus hijos

Si hace poco te hablábamos de la importancia de evitar el exceso de juguetes, hoy voy más allá y te redescubro el juego libre o no estructurado. Una caja, un tapón, unas piedras, unas tapas y horas de diversión que ayudan a desarrollar la imaginación de los peques. No les prives de ese placer nunca!

Las segundas primeras veces de la maternidad

Llenamos nuestros álbumes físicos y emocionales de retazos de primeras veces y relegamos a un segundo plano las segundas veces y las segundas primeras veces de la maternidad. Esas “hermanas menores” se merecen un lugar destacado en nuestra vida porque pueden ser, a veces, incluso más complicadas de alcanzar que las primeras, nunca lo olvides 🙂

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.