Cuentos para cuidar el planeta

3 / 8 / 2017 |

Apenas unos pocos árboles, apenas una brisa que te roza la cara, quizás tan sólo un trozo de plástico que se te ha caído en la playa o puede que en realidad sea algo ínfimo, como un pajarito que ya no tiene donde hacer su nido. Pequeñas grandes acciones, maneras de percibir el mundo que marcan o podrían marcar la diferencia entre un presente dudoso, en el que nuestro planeta vive en un peligro constante y un futuro en el que nuestros/as hijos/as pueden cambiarlo todo. Poco a poco, de acuerdo, pero todo...

A construir, Nada de nada, cuentos para cuidar el mundo

Al principio no había nada, bueno, casi nada. Un pájaro, un árbol, quizás una flor perdida entre la hierba… Poco a poco, a esa nada se fueron sumando pequeñas grandes cosas, esas que producen sonidos tranquilizantes al atardecer, ese tipo de “cosas” que quieres ver, sentir y escuchar antes de cerrar los ojos cada día. El agua del río, la brisa en los árboles, los pajaritos revoloteando… Toda esa “nada” está en peligro desde hace décadas y poco hacemos por rebajar o eliminar ese peligro. Hoy te traigo cuentos para cuidar el planeta, historias que les ayudarán a abrir los ojos a una realidad que tienen que conocer antes de que sea demasiado tarde y los pajaritos ya no puedan venir a comer las miguitas de pan que les dejan.

Antes de nada, comentar que existen muchísimos títulos en el mercado centrados en ofrecer contenidos “ecológicos” para niños/as, unos algunos de mucha calidad, otros, digamos que flojean un poco, por ser generosas… La selección inicial que os hago hoy se centra en la calidad, la novedad y la manera diferente de plantear los contenidos. Me explico. En mi opinión, resultan mucho más efectivas las historias que no toman a los niños/as por tontos/as, es decir, las que no les “explican” todo, sino que tratan de conquistarles con una historia maravillosa y bien escrita, exactamente igual que harían con un “respetable” adulto. Hablo, por supuesto, de cuentos, de historias, no de libros divulgativos, eso sería ya otro contar…

Una joya que estamos disfrutando en la casa del revés de la mano de Boolino y que nos acompaña en una reflexión múltiple. Sobre el planeta, sobre lo que tenemos y no tenemos, sobre a protección del medio ambiente, e incluso sobre lo que necesitamos para vivir.

Nada de nada, cuentos para cuidar el planeta

Nada de nada

Las sencillas ilustraciones de Julien Billaudeau nos acompañan por un recorrido corto y conocido ya por muchos/as adultos/as que se abre ante los ojos de los más pequeños/as. ¿Un pájaro es nada? ¿Un árbol es mucho, poco? ¿Qué suecede si alguien llega a un bosque y decide que allí no se puede vivir?

Al principio estaba la tierra y cuando llega el hombre, en concreto, el señor C, todo empieza a cambiar. Bueno, todo, que al principio es nada, casi nada…

Nada de nada, cuentos para cuidar el planeta

Llega el señor C

Las posibilidades de este libro sencillo e impactante son infinitas porque las preguntas que plantea son también infinitas. Cada página es un nicho de oportunidades, cada una de ellas te ofrece mil hilos de los que tirar para abordar temas como el cuidado del planeta: ¿crees que los árboles son importantes? ¿por qué? ¿son más importantes que las casas? ¿dónde viven los pájaros? ¿qué pasaría si no hubiese árboles y sólo existiesen edificios?…; Las maravillas de la vida sencilla: ¿qué necesitas para vivir?, ¿crees que las personas con casas grandes son más felices?, ¿te gusta más vivir en el campo en la ciudad?; La relación entre el ser humano y el planeta que habita: ¿podemos ser amigos de los animales?, ¿qué pasa si un animal te molesta?, ¿las personas molestan a los animales?…

A construir, Nada de nada, cuentos para cuidar el mundo

Y empieza a construir

La lista de propuestas que te acabo de hacer es tan sólo eso, una propuesta. Estoy segura de que si unes tu cabeza y la de tus peques llegaréis hasta el infinito y más allá charlando sobre “el señor C” y sus ganas de construir y destruir.

  • “Rescate animal”, Patrick George, editorial Juventud.

Un libro precioso, perfecto para los más pequeños de la casa. Las ilustraciones en páginas transparentes te van conduciendo por un camino que me encanta, ese en el que ves que siempre hay más de una manera de ver las cosas, de contar las historias. Que esa alfombra de piel de tigre que se llena de polvo con las pisadas de un hombre era antes un animal salvaje que se lanzaba a correr por la sabana, o que los delfines tan simpáticos que vemos en el parque acuático tienen como hábitat natural el océano.

Cuentos para cuidar el planeta, "Rescate animal!

Portada del libro “Rescate animal”

Aunque el libro está especialmente orientado a los más pequeños de la casa al no tener ningún tipo de texto, lo cierto es que esa misma característica lo hace idóneo para un amplio abanico de edades, puesto que las reflexiones y preguntas que se pueden plantear se modifican sin limitación en función del momento en el que se encuentre el/la niño/a.

Rescate animal, cuentos para cuidar el planeta

Una de las páginas de “Rescate animal”

Rescate animal, cuento infantil

Página del libro “Rescate animal”. El tigre vuelve a su hábitat natural

Abordamos la relación entre los seres humanos y los animales desde el respeto y esgrimiendo siempre el pensamiento crítico como herramienta indispensable para “estar” en este mundo de una manera consciente. Las cosas no tienen por qué ser como nos las han contado, ni siquiera tendrían por qué ser como nosotros/as las soñamos.

Las vivencias de un animal en este mundo que nos ha tocado pueden ser muy diferentes en función de nuestras acciones. El respeto por los seres vivos y el cuidado del planeta, la empatía, las diferentes realidades que nos rodean… De nuevo las posibilidades de abrir debate y reflexión son muy amplias.

  • “Salvaje”, de Emily Hughes, editorial “Libros del zorro rojo”.

Poesía pura en las palabras y las ilustraciones que inspira en cada esquina. Disfrutamos de este libro página a página, desde su maravillosa y barroca portada desde el momento en el que lo cogimos en la biblioteca de nuestro barrio. La historia de una niña que ha nacido y crecido salvaje.

Salvaje, cuento para cuidar el planeta

Portada de “Salvaje”, de Emily Hughes

“Nadie recordaba cómo había llegado la niña, pero a todos les pareció bien. El bosque entero la aceptó como una más”… Así arranca este cuento que nos ayuda a reflexionar sobre el respeto por los demás, por el mundo que nos rodea y la necesidad de convivir en paz para poder ser felices.

Salvaje, de Emily Hughes

Salvaje

El mito del niño salvaje revisitado en forma de una maravillosa pequeña que nos devuelve a nuestra esencia animal y nos recuerda que la vida salvaje puede estar llena de felicidad. Que ver la tele, peinarse, dormir en una cama o tener cuartos llenos de artilugios y juguetes no tiene por qué ser el mejor tipo de vida.

  • “El árbol de la escuela”, de Antonio Sandoval y Emilio Uberuaga, editorial Kalandraka.

Una preciosa historia de la relación entre un niño, Pedro, y el árbol debilucho que ha crecido en el patio de su escuela. La demostración de que los pequeños grandes gestos de nuestro día a día pueden ayudar a cambiar este mundo.

El árbol de la escuela, cuento infantil para cuidar el medio ambiente

Portada de “El árbol de la escuela!

Un relato sencillo, lleno de ternura que nos posibilitará abordar en casa un tema que a mí me preocupa de manera especial: la tan escuchada y sobrevalorada frase de “¡Total, si no va a servir para nada!” Ese manto de conformismo que lo cubre todo cuando nos animamos a pensar que somos demasiado pequeños como para cambiar el mundo y que el hecho de que cerremos el grifo del agua a tiempo, que adoptemos un animal abandonado, que limpiemos la zona de playa en la que estamos o que cuidemos de un árbol medio muerto “no va a servir para nada”.

Pedro y su historia nos demuestran lo contrario y yo quiero que mis hijos vean que este mundo está lleno de Pedros que abrazan árboles, cavan trincheras de amor y saben que los pequeños gestos importan. Si te importan a ti, acabarán por importarles a muchos más.

El árbol de la escuela, cuento para cuidar el planeta

Así arranca la historia de El árbol de la escuela

¿Y tú? ¿Cómo abordas el tema de la protección medioambiental con tus peques? Si te apetece descubrirme algún título te espero en los comentarios y en las redes sociales.

Compartir:

También te puede interesar...

niña estudiando en casa

El homeschooling o el empoderamiento de los peques

Porque hay más realidades además de la escuela ordinaria, porque hay muchas sensibilidades y formas de ver la educación. Hoy os acercamos una realidad muy poco conocida en nuestro país, la de los homeschoolers y entrevistamos a una familia que educa a sus hijos en casa.

tiendas molonas para niños en Galicia

Tiendas chulas para niños en Galicia

Una penúltima inspiración para los ayudantes de Papá Noel y los Reyes Magos. En los últimos años he ido elaborando mi pequeña lista de tiendas con encanto para niños/as y no tan niños en Galicia. Locales diferentes con proyectos maravillosos detrás y no se me ocurre mejor ocasión para compartirlo con todas vosotras. Tomando nota del revés…

Peque del revés viendo una película musical en la tele

Cómo ver la tele con peques del revés

Las pantallas planas. Esas grandes aliadas que pueden acabar sorbiéndoles a nuestros peques la atención y energía como si fuesen vampiritos digitales. Hoy te traigo algunas recomendaciones de pelis, dibujos y cortos que nos han encantado en la casa del revés por diferentes motivos.

  • Paseando con Eloy

    El peque aún es peque pero yo le voy ya enseñando a reciclar, a cuidar de los animales, a no tirar los papeles al suelo. Espero que todo lo que le intento enseñar se le quede guardado y cuide el planeta como se merece. Gracias por la colección q nos has enseñado

    • Seguro que algo va quedando Raquel. Poco a poco se hace el granero… De todos modos, el libro de “Rescate animal” es ideal para los más peques ya 🙂

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres

Suscripción Slider

Madre Esfera
Blog Gal
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.