Ocho claves para elegir un libro para un bebé

9 / 5 / 2017 |

Desde la cuna y sin descanso, a ser posible, así deberíamos permitir que la lectura y la literatura estuviesen cerca de nuestros hijos. Hoy te traigo algunas claves para acercarles los libros desde bebés y también algunas ideas que puedes aplicar en casa. A nosotros nos han resultado útiles y en su mayoría son ideas que pueden funcionar bien para despertar el amor por los libros desde pequeñitos.

Libros para bebés

Nunca es demasiado pronto para acercar los libros. De verdad que no, incluso a un bebé de dos o tres meses se le puede ir acercando al maravilloso mundo de los sueños a través de las páginas. Sólo hay que saber cómo. Hoy te doy ocho claves, algunos ejemplos de libros que pueden ser muy útiles entre los 0 y los 3 años y cierro con el súper quiet book que estamos sorteando ahora mismo en las redes sociales de Omundoaoreves.

  • Libros con-sentidiño. Un bebé no sabe leer, obvio, pero es que, en muchos casos, apenas puede mirar. Así que en nuestras primeras elecciones debemos primar el sentido del tacto y el oído.

Colección de Los Bolechas en tela que se dobla y guarda en pelotas de tela

Los primeros libros de un peque siempre son libros que incitan a explorar, a descubrir, a probar diferentes texturas que le permitan descubrir distintas sensaciones táctiles, que despierten su curiosidad y que, al mismo tiempo, le empiecen a “fascinar”. De lo que se trata es de conseguir que los bebés consideren que esos objetos nuevos en su vida son fascinantes 🙂

  • Libros en blanco y negro.

Hasta los seis meses los bebés no son capaces de distinguir a la perfección los distintos colores. Incluso en períodos un poco más avanzados el uso del contraste entre el blanco y el negro es un fantástico estímulo para los peques. Es cierto que nos pueden resultar libros poco atractivos a los padres, tíos, o abuelos que los compramos pero, al fin y al cabo no son para nosotros 🙂 No te equivoques, tu bebé no será “más inteligente” por echar un ojillo a estos libros, ni muchísimo menos, pero sí es cierto que le pueden ineteresar y estimular mucho más de lo que te imaginas. Además, no te olvides nunca de que siempre es mucho mejor quedarnos cortos en la estimulación que pasarnos de revoluciones, sobre todo cuando hablamos de edades tan tempranas.

Ejemplo de libro de contrastes en blanco y negro

Varios métodos educativos “alternativos” utilizan, de hecho, las tarjetas en blanco y negro como un elemento de estimulación en los más pequeñitos.

  • Libros con dibus bonitos sí, pero libros con fotos TAMBIÉN!!!

Tengo una amiga que siempre dice que hay algunas colecciones de libros que están más pensadas para gustar a los padres que a los peques y no le falta razón. Es maravilloso ofrecer al peque distintos tipos de materiales, libros con ilustraciones más realistas, con estilos muy diferentes pero no nos olvidemos nunca de que estamos hablando de BEBÉS. Les gusta lo familiar, así que les encanta reconocer imágenes y figuras.

Utilizar libros con fotos reales en el proceso de aprendizaje puede servir como refuerzo fantástico en muchos procesos. De hecho, en peques con dificultades o, simplemente con un ritmo más lento, se utilizan muy habitualmente para trabajar vocabulario, conceptos, números, etc… Reforzar el proceso de aprendizaje de vocabulario con imágenes reales es una apuesta segura.

Te puedo recomendar algunos, si te interesan, pero lo cierto es que hay muchísimas editoriales que los trabajan y con precios muy asequibles.

  • Libros con rimas, libros musicales.

Si me lees habitualmente, ya lo sabes, en la casa del revés somos muuuuuy fans de los libros con rimas y libros musicales. Pero mucho, mucho. Desde la colección “De la cuna a la luna” de Kalandraka a la colección “La cereza” o “Musmus” de Combel han ido apareciendo otros títulos en esta línea.

Te invito a leer los diferentes posts que tengo sobre el tema y te dejo un par de vídeos. Baste decir que aprendemos sobre el mundo que nos rodea con música y rimas desde que existe la humanidad. Es una manera divertida de hacerlo. Y ya sabes que los aprendizajes que se asientan mejor son los que se realizan a través del juego.

  • ¡Vive la resistance! (O lo que viene siendo lo mismo, compra sólo libros resistentes 😉 )

Lo sé, hay unos libros monísimos con ilustraciones maravillosas que tooodooo el mundo tiene en Instagram. Estoy pensando en joyas como “Animales” o cualquier maravilla difícil de manejar para esa manitas gordezuelas… Son objetos decorativos que puedes poner en su habitación para estimular sus sentidos y que incluso pueden ya manejar con dos años y medio o tres años pero si quieres que sobrevivan escóndelos todo lo que puedas porque no resistirán los embites de un bebé. Puedes enseñárselos tú, de acuerdo, pero lo idóneo es que los peques tengan cuentos con materiales resistentes como la tela o el cartón duro plastificado.

  • Libros con pictogramas

Se utilizan frecuentemente en peques con diversidad funcional, pero son una manera maravillosa de acercar la lectura y la comunicación alternativa a cualquier peque. Te lo digo por experiencia propia. Al peque del revés le encanta ser capaz de “leer” lo que pasa en los libros con pictos. De hecho, te recomiendo que elijas siempre cuentos en los que los pictos tengan el refuerzo de la palabra escrita puesto que así servirán de una manera mucho más eficaz para acercarle a la lectoescritura.

¿A qué sabe la luna? y Conejito blanco con pictogramas. Dos apuestas seguras a partir de dos años

  • Libros de papel interactivos

Seguro que los has visto en webs especializadas en peques con diversidad funcional. Algunos les llaman lapbooks y tienen una versión para bebés. Son materiales que puedes elaborar tú misma. Sólo tienes que plastificar, recortar y colocar velcro. Lo mejor es que puedes hacerlos adaptándolos por completo a los gustos y necesidades de tu peque escogiendo los personajes y los temas que más puedan interesarle.

Página interactiva con Peppa Pigg

  • Los quiet book.

Son la versión TOP de lo que acabo de comentarte. En este caso son libros de tela con diferentes propuestas de actividades en cada una de sus páginas. Son, en realidad, pequeñas joyas de artesanía que resultan casi casi hipnotizantes. Propuestas manipulativas y diferentes para jugar mientras avanzamos en psicomotricidad, coordinación, vocabulario, discriminación visual…

Te dejo dos ejemplos maravillosos, ambos de Xogando nas nubes. El segundo lo estamos sorteando ahora mismo en redes sociales aunque te aseguro que me lo quedaba de buena gana para mí 🙂

 


Espero que te hayan sido útiles estas ideas. Me despido recordándote que me presento a los premios Boolino de blogs de lectura infantil y el plazo de votación se acaba este domingo. Me haría muchísima ilusión estar en la final y votar es muy muy sencillo. Te dejo el enlace por aquí. Gracias

 

Compartir:

También te puede interesar...

Campamento fotográfico, mini campamento para niños, A Coruña

Mini campamento fotográfico para niños

Enamorada me tiene esta propuesta de mini campamento fotográfico. Una semana para que los niños descubran cuál es la magia que se esconde detrás del proceso fotográfico, para que se remanguen y trabajen en un laboratorio fotográfico, para que descubran los misterios del encuadre, del aprovechamiento de la luz o que construyan su propia cámara fotográfica.

Moito me presta, Bibliotecas Municipais da Coruña

Nos vemos en la biblio

Desde antes de gatear, desde antes de que empiecen a hablar, incluso desde antes de que sean capaces de sujetar el libro ellos solitos, los peques deben devorar libros, cuentos, historias. Es la única forma de que sean seres ávidos de aprendizaje y descubrimiento. Vuelve la programación de animación a la lectura de las Bibliotecas Municipales!!

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres

Suscripción Slider

Madre Esfera
Blog Gal
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.