Cinco experimentos con globos para niños

17 / 10 / 2017 |

Nuevo capítulo de nuestros experimentos del revés con los que acercamos la ciencia a los más pequeños y nos lo pasamos bomba. Siempre trato de buscar materias primas de andar por casa que nos hagan reflexionar y que nos den mucho juego. Desde luego, los globos lo son. Vamos a aprender y a experimentar con globos.

Experimentos con globos para niños

Martes del revés, nueva cita con los experimentos y con los aprendizajes científicos para los/as más pequeños/as. Hoy os traemos cinco experiencias muy sencillas con globos. Bueno, una de ellas la hemos hecho en realidad con un guante de látex, pero porque no teníamos botellas con una boquilla pequeña para poder colocar un globo. Vamos, que lo podéis hacer con globos o con guantes y, además practicar el soplo.

Cinco propuestas que, como viene siendo habitual, os contamos en un vídeo resumen y os damos por aquí las claves para conseguir llevar estos experimentos a cabo con éxito.

Trucos:

  • CDs voladores. ¿Conoces esos juegos en los que se lanza un disco sobre una mesa con aire? El disco flota a toda velocidad de un lado a otro por cualquier pequeño empujón. Pues en este caso, este experimento, que le había visto a The Dad Lab, se basa en el mismo principio. Unes una boquilla de agua con cola a un cd. Colocas un globo con aire en la boquilla y el aire se va soltando poco a poco así que el juego es especialmente divertido y el cd casi flota a toda velocidad. Asegúrate de que la boquilla queda bien fijada en el cd.
  • Guante volador. Lo hicimos con un guante porque teníamos un vaso, pero con una botella puedes hacerlo con un globo. Soplas por una pajita que introduces previamente en la botella o vaso y a soplar hasta que el globo o el guante salgan volando. ¡Se mueren de risa!
  • Globo loco. Otro que le he visto a Sergei de The Dad Lab. Metes una pajita en un globo. Cierras bien la boca del globo con celo. Soplas y luego lo sueltas. Un detalle, la pajita tiene que ser de las “de doblar” como diría el peque del revés 🙂 El globo se vuelve loco y gira sin parar.
  • ¿Has probado alguna vez a meter una moneda en un globo? Te recomiendo las de 20 centímos para conseguir un efecto más espectacular. Empiezas a girar el globo y el sonido que se escucha al rodar la moneda a toda velocidad en su interior os da pie a hablar de la fuerza centrífuga.
  • Botella congelada. Una botella de cristal en el congelador. Unas horas más tarde la sacas y le colocas en su boquilla un globo. Empiezas a calentar la botella con las manos cada vez con más energía y compruebas que el globo empieza a llenarse de aire y a inflarse. ¿Sabes por qué? La presión aumenta a medida que aumenta la temperatura y eso hace que el globo se infle poco a poco.

 

Me han quedado unos cuantos experimentos con globos en el tintero así que creo que tenemos ya en ciernes un nuevo capítulo de ciencia del revés para niños y niñas.

Compartir:

También te puede interesar...

Libros de actividades para niños

Libros de actividades ultramolones para disfrutar aprendiendo

Ni los smartphones ni las tablets son el demonio, pero existen toda una lista de posibilidades y propuestas para que tus hijos jueguen y aprendan en esos “tiempos muertos”. Ya te he hablado en otras ocasiones de juguetes viajeros y hoy le toca el turno a libros de actividades molones, muy prácticos por su tamaño y porque la mayoría son reutilizables y unas cuantas sorpresas más.

Malasmadres somos equipo

MalasMadres luchando por la conciliación real

MalasMadres lanza una nueva campaña para recoger la situación y opinión de las familias españolas con hijos. Porque sólo sabiendo lo que está pasando podemos empezar a mejorarlo. ¿Tu situación laboral y la vida en casa no ha cambiado en absoluto desde que tienes hijos? ¿Qué es lo que pasa en las familias españolas con hijos? #somosequipo

Educar en igualdad, niño cumpleaños

Cómo educar a un niño y a una niña

Cuando creía que era imposible, que el único cromosoma que tenía cabida en mi era el XX viniste tú para demostrarme que me equivocaba. Desde entonces no has dejado de hacerlo y desde entonces sé que criar a un niño es igual de maravilloso y duro que criar a una niña, ni más ni menos.

¿Te interesa colaborar con nosotros? Cuéntanos
Malas madres
Madre Esfera
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso.